Atentado en escuela de policía

Escuela de policía fue blanco de atentado en Argel
Argel.- Un atentado suicida perpetrado contra un centro de formación de gendarmes en la región argelina de la Cabila causó al menos 43 muertos y 45 heridos, el ataque más sangriento en el país en los últimos ocho meses atribuido a los islamitas.
Ese recuento es «provisional» y podría aumentar en las próximas horas, según el Ministerio del Interior del país, acotó AFP.
Según las nuevas cifras, todos los muertos son civiles excepto un gendarme. Entre los heridos, hay 32 civiles y 13 gendarmes.
Varios testigos contaron que un kamikaze dirigió su vehículo cargado de explosivos contra la puerta de la entrada principal de la academia de gendarmería de Issers, unos 60 kilómetros al este de Argel.
En la puerta estaban esperando numerosas personas que iban a presentarse a un concurso para ser admitidas en ese centro de formación de gendarmes, según los testigos.
La potencia de la explosión -que se oyó en varios kilómetros a la redonda, según testigos- provocó graves daños en la fachada de la academia, derribó árboles, hizo añicos los escaparates de varios comercios y tiró al suelo varias viviendas adyacentes.
La policía aún no identificó el vehículo usado por el kamikaze y el atentado no fue reivindicado por el momento. La explosión también produjo un cráter de varios metros de diámetro, añadieron los testigos, que afirmaron haber visto a decenas de cadáveres en el suelo.
El ex jefe y fundador del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, Hasan Hattab, llamó a los islamitas a renunciar a las armas y entregarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.