Secretario de EE.UU viaja a Bagdad

Secretario de Defensa de EEUU llega a Bagdad en visita sorpresa
El secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, llegó hoy a Bagdad en una visita que no estaba anunciada, en vísperas de que asuma sus funciones un nuevo jefe de la coalición internacional en Irak, constató un periodista que lo acompañaba.
«Estamos en una misión de transición», afirmó Gates a la prensa, al resumir en qué consistirá la misión del general Raymond Odierno, uno de los principales artífices de la captura del ex dictador iraquí Saddam Hussein, derrocado por la intervención militar estadounidense en 2003.
«Está claro que seguiremos comprometidos como hasta ahora, pero los ámbitos en los cuales estamos involucrados, seguirán reduciéndose», dijo Gates, cuya anterior visita a Bagdad databa del 11 de febrero pasado.
El ejército estadounidense ya transfirió a las fuerzas de seguridad iraquíes el control de 11 de las 18 provincias iraquíes.
El presidente estadounidense George W. Bush anunció la semana pasada que antes de enero retirará a 8.000 soldados de Irak.
Poco después de su llegada a Irak, al menos 12 personas murieron y 32 fueron heridas al estallar dos carros bomba en el centro de Bagdad, según fuentes de los ministerios iraquíes del Interior y de Defensa.
Nombrado hace poco jefe del estado mayor adjunto del Ejército estadounidense, Odierno, de 54 años, es conocido por ser cercano a sus hombres, valiente y buen estratega.
El martes reemplazará al general David Petraeus al frente del comando de las fuerzas de la coalición internacional en Irak. Artífice de una mejora en la seguridad en Irak, Petraeus será comandante central de todas las operaciones militares estadounidenses en Medio Oriente y en Asia central.
Washington y Bagdad negocian actualmente un controvertido acuerdo sobre la presencia de las tropas estadoundienses en Irak a partir de enero de 2009, fecha en que expira el mandato de la ONU.
Gates consideró la semana pasada que Estados Unidos está en el «final del juego» en Irak y abogó por mantener una implicación estadounidense en Irak en «los próximos años», con una evolución de su papel y una disminución de su presencia militar, indicó AFP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.