Atentado con camión causa conmoción

Atentado con camión bomba causa conmoción en capital de Pakistán
Islamabad.- Al menos 60 personas murieron, entre ellas varios extranjeros, y 250 resultaron heridas en el atentado con camión bomba que destruyó el hotel Marriott de Islamabad, informaron varias cadenas de televisión.
El hotel, muy frecuentado por extranjeros, continuaba en llamas y corría el riesgo de derrumbarse a consecuencia del atentado, que pudo oírse a kilómetros de distancia. La policía, que evacuó el hotel ante el peligro de derrumbe, temía que en el interior del edificio hubiese personas atrapadas, citó Efe.
Situado en el corazón de la capital, el Marriott, que tenía 250 habitaciones, ya había sido objeto de ataques en el pasado, por lo que las medidas de seguridad eran muy estrictas. Una barrera de hormigón impedía el acceso directo de los vehículos y fue contra ésta que chocó el camión cargado de explosivos, que dejó un cráter de unos seis metros de profundidad.
El atentado tuvo lugar horas después de que el presidente del país, Asif Alí Zardari, hubiera comparecido por primera vez ante el Parlamento, donde mostró su decisión de acabar con el terrorismo, aunque matizó que «la fuerza sólo es el último recurso» para luchar contra él.
En la jornada se habían registrado ya otros dos atentados, contra convoyes militares, que dejaron un balance de ocho víctimas en el conflictivo noroeste paquistaní.
Ante lo ocurrido Zardari expresó en un comunicado que «el Gobierno continuará combatiendo el terrorismo y el extremismo en todas sus formas y manifestaciones y semejantes actos innobles no pueden mermar la determinación del Gobierno en la lucha contra esta amenaza».
El Gobierno de Pakistán ha decretado un estado de alerta máxima en todo el país.
Estados Unidos y la Unión Europea «condenaron enérgicamente» el atentado, indicaron sendos comunicados de prensa.
La administración estadounidense ha acusado a los talibán y a los militantes de la red Al Qaida de utilizar las áreas fronterizas como bases desde donde se dirige la sangrienta insurgencia en el vecino Afganistán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.