Prohíben presencia de agentes de la CIA

Prohíben presencia de agentes de la CIA en Bolivia
La Paz.- El gobierno de Bolivia aseguró que «está prohibida» la presencia de agentes de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) en ese país, de donde Evo Morales expulsó meses atrás a la DEA (agencia antidrogas estadounidense) y anunció que no volverá mientras él sea Presidente.
«No existe ninguna norma que habilite la presencia de esos agentes en el territorio nacional y de verificar su presencia en el país sería un gravísimo atentado a nuestra soberanía», dijo en conferencia de prensa el viceministro boliviano de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, indicó Efe.
Según el viceministro, el Gobierno está investigando la presencia en el país de «agentes externos o de bolivianos que sirvan a agentes externos».
«El Gobierno (de Bolivia) está decidido y en esto no va a dar un paso atrás, en la dignificación de nuestro país y de sus instituciones», subrayó Sacha Llorenti.
El pasado martes, el propio Morales sugirió que tiene en la mira a la CIA, después de haber ordenado meses atrás la suspensión en el país de las actividades de la DEA.
«También estamos detrás de la CIA», dijo el presidente indígena, que siempre se ha definido como «antiimperialista».
Las relaciones entre La Paz y Washington pasan por un momento crítico, ya que además Morales expulsó el pasado septiembre al embajador de Estados Unidos, Philip Goldberg, acusándole de conspirar contra su gobierno y financiar a sus opositores.
La administración de George W. Bush le respondió declarando también persona non grata al representante diplomático boliviano en Washington, Gustavo Guzmán.
Además, Estados Unidos ha iniciado un proceso para suprimir a Bolivia los beneficios arancelarios que concede a los países andinos para premiar sus esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico, al considerar que el gobierno boliviano no cumple con esos objetivos.
Impasse con la Iglesia
Igualmente el gobierno boliviano admitió que tiene «discrepancias con algunos jerarcas de la Iglesia católica» en Bolivia y en concreto con el presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Julio Terrazas, por sus posiciones políticas.
Así lo dijo el viceministro Sacha Llorenti, quien indicó que al Gobierno le sorprendió la información sobre la situación de Bolivia que Terrazas habría transmitido al papa Benedicto XVI hace unos días.
Los obispos de la Conferencia Episcopal Boliviana visitaron al Pontífice el pasado 10 de noviembre en la tradicional visita Ad limina apostolorum, que todos los prelados del mundo están obligados a realizar cada cinco años al Santo Padre.
Según Sacha Llorenti, que citó informaciones periodísticas, el cardenal Terrazas habría informado al Papa que las medidas políticas del gobierno de Morales «no serían suficientes y adecuadas para construir una Bolivia para todos», dijo el viceministro.
En este sentido, insistió en su sorpresa porque el encuentro del Papa con los obispos bolivianos se ha producido después del acuerdo político alcanzado en el país «que garantiza de manera pacífica el referendo constitucional y el proceso de refundación» de Bolivia. Sacha Llorenti recordó la «participación» del cardenal Terrazas en el referendo de Santa Cruz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.