Autorizan ayuda humanitaria en Gaza

Israel autoriza distribución de ayuda humanitaria en Gaza
Jerusalén.- Israel autorizó el lunes la distribución de víveres y provisiones de primera necesidad en la franja de Gaza, mientras aumentaba la preocupación internacional por el deterioro de la situación humanitaria en ese territorio palestino asediado.
«Cierto número de camiones que transportan víveres deben entrar a mediodía en la franja de Gaza», indicó a la AFP ese responsable.
Las autoridades israelíes sólo han aceptado una vez, desde el estallido de la violencia el 4 de noviembre, el paso de 33 camiones con ayuda humanitaria a la franja de Gaza.
Esto ha llevado a una creciente inquietud internacional sobre la situación en la superpoblada franja, cuya economía se ha visto muy afectada por el bloqueo israelí impuesto después de que el movimiento islamista Hamas tomase el poder en junio de 2007.
La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), preocupada por el deterioro de la situación humanitaria en la franja de Gaza, confirmó el lunes que la ayuda alimentaria estaba en camino a Gaza.
«Las autoridades israelíes nos indicaron que podemos hacer entrar diez camiones hoy», indicó el portavoz de UNRWA, Chris Gunness.
La UNRWA distribuye en tiempos normales ayudas alimentarias a unas 750.000 personas, o sea la mitad de la población de la franja de Gaza.
Esta medida, mantenida por el ministro israelí de Defensa Ehud Barak, fue adoptada en respuesta a la reanudación de los disparos de cohetes y obuses de morteros contra el sur de Israel, tras una operación del ejército israelí en la franja de Gaza.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reiteró el viernes su llamado al levantamiento del bloqueo israelí, y lamentó que sus precedentes llamamientos no hayan sido escuchados, condenando al mismo tiempo los disparos palestinos de cohetes contra civiles israelíes.
Por otro lado, un portavoz del ministerio israelí de Relaciones Exteriores explicó que por problemas de seguridad en los puntos de paso entre Israel y Gaza el nuncio apostólico, Antonio Franco, no había podido ingresar a ese territorio palestino el domingo.
«Nadie ha prohibido nada al nuncio, y no hay prohibición alguna contra el personal religioso. El problema es que los puntos de paso entre Israel y Gaza son blancos directos de los disparos de cohetes, de morteros y de tentativas de atentados suicidas», explicó a la AFP Yigal Palmor.
«En esta situación, Israel se niega a poner en peligro la vida de los funcionarios que trabajan en las terminales y no los envían a trabajar hasta que su seguridad sea garantizada», añadió.
En un comunicado, el Patriarcado latino de Jerusalén había calificado la imposibilidad del nuncio de entrar a Gaza para celebrar la misa dominical de «violación de las relaciones diplomáticas entre Estados» y de «violación del derecho de los creyentes a orar sin obstáculos».
Desde que el movimiento islamista Hamas se hizo con el poder por la fuerza en la franja de Gaza, en junio de 2007, la pequeña comunidad cristiana de Gaza, compuesta por unos 3.500 miembros en su mayoría ortodoxos, vive a la defensiva. En octubre de 2007 se vio particularmente sacudida por el asesinato de una de sus figuras, Rami Ayyad, responsable de la única librería cristiana de Gaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.