Inseguridad ciudadana: un problema que no se puede ocultar (29 de diciembre de 2008 al 4 de enero de 2009)

Inseguridad ciudadana: un problema que no se puede ocultar
El diario ¨El Peruano¨ publicó el Decreto Supremo nº 008-2008-IN que informa: ¨Habiéndose incrementado la actividad delincuencial en sus diferentes tipos y modalidades, es necesario reestructurar…¨. Tal Decreto otorga al actual Ministro del Interior 30 días hábiles para aprobar una nueva estructura organizacional de la VII Dirección Territorial de Policía-Lima y la Dirección de Investigación Criminal y Apoyo a la Justicia de la Policía Nacional del Perú.
Todos los sondeos arrojan lo mismo que la última encuesta efectuada por el Instituto de Opinión Pública de la Universidad Católica, donde la inseguridad ciudadana se coloca en el sexto problema identificado por la población como una de las principales dificultades que afectan al país.
Además, un contundente 86% consideró que en el último año se ha incrementado su nociva actuación. Los resultados hablan por sí solos. Sin duda el sistema de seguridad ciudadana que considera los comités distritales como células básicas, no han dado los resultados esperados. En mi opinión, la difusión de los planes, programas y proyectos han sido muy pobres. Le pregunto al lector si conoce lo que es el CODICEC. El Decreto Supremo publicado es un claro reconocimiento del Gobierno de estar perdiendo la batalla en la lucha contra la delincuencia.
El propio Ministro del Interior ha sido claro en señalar que el plan de distralizacion de la Policía Nacional no «funcionó», básicamente porque a mi criterio no hubo ni la voluntad ni la articulación adecuada. Además, mientras no se trabajen las causas para que el delito vaya en aumento el avance será insignificativo en la batalla contra este fenómeno.
Debido a varios factores como la crisis financiera, es que delincuentes están saliendo de las cárceles por haber cumplido sus penas. El 2009 se proyecta como un año de mucho cuidado en cuanto a inseguridad ciudadana.
Finalmente, es un problema que además no se debe ocultar ya que la población podría entrar en el fenómeno de la falsa sensación de seguridad bajando los brazos y siendo mas vulnerable a una delincuencia que está en alza.
César Ortiz Anderson
Colaborador de Segured.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.