Juzgan a militares polacos

Juzgan a militares polacos acusados de matar a civiles en Afganistán
Varsovia.- El juicio de siete soldados polacos acusados de haber matado a civiles afganos durante un ejercicio militar en agosto de 2007 comenzó el martes ante un tribunal militar en Varsovia.
«Se trata del primer juicio en la historia del ejército polaco por una presunta violación de la Cuarta Convención de La Haya de 1907 y de la Cuarta Convención de Ginebra de 1949, relativas a las leyes y costumbres de la guerra en tierra y a la protección de las personas civiles en tiempos de guerra», declaró a la AFP el portavoz del tribunal, Rafal Korkus.
El 16 de agosto de 2007, los soldados polacos de la Fuerza Internacional para la Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) abrieron fuego con morteros y armas automáticas contra la aldea de Nangar Jel, en la región montañosa de Wazi-Jwa, matando a ocho personas, entre las cuales había mujeres y niños.
Los soldados claman su inocencia. Afirman que dispararon en respuesta a un ataque talibán y que las muertes se debieron a que los morteros eran «defectuosos».
Según la fiscalía militar, el ataque contra la aldea afgana tuvo lugar varias horas después de los disparos contra la patrulla.
«Los soldados podrían ser condenados a cadena perpetua», precisó Rafal Korkus.
El contingente polaco en Afganistán está integrado por 1.600 hombres.
La muerte de civiles es uno de los aspectos más criticados de la presencia militar foránea en Afganistán (unos 70.000 soldados). Estas víctimas provocan regularmente la cólera de la opinión pública y del gobierno del presidente afgano, Hamid Karzai.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.