Endurecen operativos contra las FARC

Ejército colombiano endurece operativos contra las FARC
Bogotá.- Las autoridades colombianas hallaron una cueva natural en el municipio de La Macarena, en el departamento del Meta, en la que al parecer se refugió el jefe militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, alias «Mono Jojoy», a pocas horas de haberse reportado la muerte de diez rebeldes y la captura de otros once en un operativo militar.
El ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que el hallazgo de la cueva demuestra que gracias a la estrategia de consolidación de la política de seguridad del Gobierno, las FARC están «viviendo como ratas», informó DPA.
«Hace unos años la cúpula de las FARC estaba en campamentos con piscinas, con lujos y se sentían muy seguros, hoy están viviendo en cuevas como esta que utilizan para esconderse y que hacen casi imposible llegarles», declaró Santos.
El ministro de la Defensa afirmó que las tropas lograron llegar a la región, que calificó como «inhóspita», gracias a la información que suministró a las autoridades un desmovilizado de la organización guerrillera.
En la zona se encontraban once cuevas, en las que se decomisaron implementos médicos y de cirugía, así como material de guerra.
El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Freddy Padilla, dijo que los insurgentes habían sembrado en la zona minas antipersonales, que lesionaron a varios soldados que efectuaron el operativo.
Operativo fructífero La noticia del hallazgo de las cuevas se dio en momentos en que murieron diez integrantes de las FARC y un soldado en enfrentamientos con el Ejército en la región de Sumapaz, cercana a Bogotá, en donde además resultó herido un uniformado, fueron detenidos once rebeldes y rescatado un secuestrado.
El presidente Álvaro Uribe felicitó al Ejército por los resultados de la ofensiva, que se realiza desde este viernes, y destacó la captura en la misma del rebelde Bernardo Mosquera Machado, alias el «Negro Antonio», acusado de haber ejecutado varios secuestros, entre ellos el de un ciudadano japonés, quien fue asesinado por las FARC en 2001.
El Presidente también habló con el comerciante Gregorio Aguilar, liberado por los militares durante la operación, por quien las FARC exigían $1,9 millones por su rescate.
Reivindican operativo Al cumplirse un año del ataque del Ejército colombiano a un campamento de la guerrilla de las FARC en Ecuador, el ministro de Defensa Juan Manuel Santos reiteró el derecho a defenderse de «los terroristas», así no estén dentro de Colombia.
«Golpear a terroristas que sistemáticamente están atentando contra la población de un país, así estos no se encuentren dentro de su territorio, es un acto de legítima defensa», dijo Santos en declaraciones publicadas por el diario El Tiempo de Bogotá.
El ministro aseguró que esa doctrina es «cada vez más aceptada por la comunidad y el derecho internacional».
Al ser preguntado si volvería a ejecutar ese ataque tal como ocurrió el 1 de marzo de 2008, dijo que considera que «fue una operación bien ejecutada por nuestros héroes de la fuerza pública».
En ese ataque del Ejército colombiano, que según el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla, no fue planeado para que ocurriera en territorio ecuatoriano, murieron el segundo al mando de las FARC, Raúl Reyes, y otras 24 personas, entre ellas cuatro mexicanos y un ecuatoriano.
Santos consideró que la muerte de Reyes le significó al país el «rompimiento de un mito que llevaba cerca de 43 años y que decía que el Secretariado de las FARC era inalcanzable y la guerrilla indestructible», en declaraciones a radio Caracol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.