Asumen ataque a cuartel militar

IRA Auténtico asume ataque a militares británicos en el Ulster
Belfast, Reino Unido.- El IRA Auténtico, escisión del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), se atribuyó un ataque perpetrado el sábado contra una base militar británica en Irlanda del Norte, que provocó la muerte a dos soldados e hirió a otras cuatro personas.
El periódico irlandés Sunday Tribune, con sede en Dublín, dijo haber recibido una llamada anónima hecha en nombre del IRA Auténtico para responsabilizarse del ataque, señaló Efe.
El comunicante dijo que «no se disculpaba por el ataque» citó la cadena BBC.
El sábado a las 9:40 pm, dos hombres fuertemente armados abrieron fuego, unos 40 disparos en dos ráfagas, contra el cuartel militar de Massereene, en el condado de Antrim, a 25 kilómetros de Belfast, dijo AFP.
Como consecuencia de los disparos, dos soldados murieron y resultaron heridos de gravedad dos militares y dos repartidores de pizzas. Los atacantes huyeron a bordo de un vehículo conducido por un cómplice.
El IRA Auténtico es un grupo disidente del IRA que se opone al proceso de paz norirlandés y a la estrategia democrática del brazo político del IRA, el partido Sinn Fein de Gerry Adams.
Ese grupo disidente fue el autor del atentado del 15 de agosto de 1998 en la localidad norirlandesa de Omagh, que causó 29 muertos y más de 300 heridos.
Se trata del primer asesinato de miembros de las Fuerzas Armadas de Reino Unido en la provincia del Ulster desde 1997, cuando el soldado Stephen Restorick murió por disparos de un francotirador del IRA, grupo que renunció a la violencia y se desarmó en 2005.
El jefe de la Policía irlandesa (la Garda), Fachtna Murphy, y altos funcionarios de los gobiernos británico e irlandés se reunirán con el máximo responsable de la Policía norirlandesa (PSNI), Hugh Orde, para cooperar en la investigación .
Orde ya advirtió el pasado viernes de que el riesgo de ataques de paramilitares disidentes estaba en su nivel más alto en siete años, por lo que solicitó la intervención de los servicios secretos (el MI5) y las Fuerzas Armadas británicas.
El superintendente de la PSNI al frente de las indagaciones, Derek Williamson, habló de la «dureza y carácter despiadado» del atentado, cuyo objetivo, insistió, era causar «una masacre».
Como parte del proceso de paz, el Ejército puso fin en agosto de 2007 a sus operaciones en el Ulster, donde llegó en 1969 para apoyar a frenar la violencia entre católicos y protestantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.