FARC decreta paro armado

Las FARC decretaron un paro armado
Bogotá.- Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) decretaron un «paro armado» en una amplia región de los departamentos de Meta y Caquetá (sur), donde quemaron vehículos de transporte público y mataron a una persona; se teme el desabastecimiento de alimentos por los ataques en las carreteras.
El secretario de gobierno del Caquetá, Edilberto Ramón Endo, confirmó que los rebeldes asesinaron a un taxista que se negó a acatar la orden de detenerse en una de las principales vías de esa región, hirieron a cuatro civiles que tampoco hicieron caso del paro armado que decretaron e incineraron otros dos vehículos , indicó Efe.
«Es una situación que nos preocupa, toda vez que estos hechos han alterado el orden público en nuestro departamento a raíz de las acciones de este grupo», dijo el funcionario.
Endo aseguró que se ha reforzado la presencia militar en los dos ejes viales más importantes de Caquetá y que por ahora no hay un desabastecimiento, pero es posible que se presente.
En un paro armado, las FARC prohíben el desplazamiento de vehículos por carreteras y restringen la movilidad de las personas en horas de la noche.
La guerrilla también dinamitó un tramo de la carretera internacional Panamericana que pasa por el suroeste de Colombia, informó el gobernador del departamento de Cauca, Guillermo González.
El sabotaje ocurrió en las últimas horas del sábado, cuando los insurgentes hicieron estallar una carga de 100 kg de anfor sobre el km 16 de la vía, que en esa sección del país une a Popayán, capital del Cauca, con Cali, capital del vecino departamento de Valle, dijo González.
Por otra parte, el gobierno de Estados Unidos entregó una nota de protesta a Colombia por las «inconsistencias» de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en sus fallos para conceder la extradición de rebeldes de las FARC y el ELN.
La «enérgica» protesta del Departamento de Justicia de EEUU asegura que la Corte colombiana ha dado una lectura «errada» a las solicitudes de extradición y resalta que las sentencias son «inconsistentes» con casos anteriores en los que sí permitió la entrega de rebeldes.
El malestar principal de EEUU se debe al rechazo del tribunal a las solicitudes de extradición de los rebeldes César y Gafas, los dos jefes de las FARC arrestados el año pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.