Sellan coalición con partido religioso

Likud sella coalición con partido religioso y sigue negociaciones
Tel Aviv.- En los esfuerzos por sellar la formación del nuevo gobierno de Israel, el primer ministro designado, Benjamín Netanyahu, firmó un acuerdo de coalición con el ultraortodoxo Partido Shas y empezó además las negociaciones con el presidente del Partido Laborista, Ehud Barak.
Si consigue el apoyo de los laboristas liderados por Barak, que ejerce actualmente el cargo de ministro de Defensa, Netanyahu contará con la mayoría en la Knesset (Parlamento israelí), con 71 de los 120 escaños. El líder del derechista Likud ya había conseguido la semana pasada también el apoyo del partido ultranacionalista Israel Beiteinu (Nuestra Casa Israel), indicó DPA.
Netanyahu cuenta ahora con el apoyo de 53 de los 120 parlamentarios de la nueva Knesset. Sobre la base del último acuerdo, el Partido Shas recibiría cuatro puestos ministeriales. El jefe de la agrupación, Eli Ishai, encabezaría la cartera del Interior.
Con una coalición de partidos de derecha en la que participe también el Partido Laborista, Netanyahu espera que disminuyan las reticencias a su gobierno dentro de la población israelí.
Los laboristas, sin embargo, están fuertemente divididos respecto a la participación en la coalición de gobierno, con divergencias que van desde las bases del partido hasta la propia fracción en el Parlamento. Por ello está previsto que 1.460 delegados decidan hoy en una votación secreta sobre la posible coalición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.