Trasladan droga a EE.UU.

Trasladan bajo el agua droga de Colombia a EEUU
Bogotá.- Es un juego del gato y el ratón que se repite con frecuencia en las costas del Pacífico colombiano: Un helicóptero de la Marina de Estados Unidos avisora una nave del tamaño de una ballena jorobada deslizándose justo debajo de la superficie del agua.
La Guardia Costera despacha a un equipo armado para abordar la pequeña nave, al estilo de un submarino, en busca de cocaína. Los tripulantes, sin chalecos salvavidas, saludan a los guardacostas y luego saltan al agua para ser rescatados, mientras abren una válvula inundando la nave y enviando el armatoste de fibra de vidrio al fondo del mar junto con su valiosa carga, explicó AP.
Colombia aún espera hacer algún arresto de los ocupantes de estos semisumergibles porque la evidencia del tráfico de drogas yace en el fondo del mar, junto a la nave, o sea que no hay pruebas contra los tripulantes.
Las fuerzas antidrogas esperan que una nueva ley de Estados Unidos desaliente lo que se ha convertido en el medio favorito de los narcotraficantes para transportar toneladas de cocaína desde esta nación andina hasta las costas de Centroamérica y México.
Las autoridades de Estados Unidos han hecho 12 arrestos desde octubre, cuando entró en vigencia la nueva ley federal estadounidense, que proscribió esas naves sin registro que plagan las aguas internacionales «con la intención de evadir la detección». Los tripulantes se exponen ahora a condenas de prisión de hasta 15 años.
Sin embargo, la Ley estadounidense de Naves Traficantes de Drogas, de 2008, ya enfrenta retos. Los acusados por esa ley que están a la espera de juicio en Tampa, Florida, han rebatido la constitucionalidad de la norma alegando que viola el debido proceso y una aplicación anticonstitucional de la llamada cláusula de Alta Mar, que le permite a Estados Unidos procesar delitos cometidos en el mar.
Los semisumergibles, hechos con un marco de madera y fibra de vidrio en astilleros artesanales de los narcotraficantes, se han convertido en la opción para grandes cargas, representando ahora un tercio de la cocaína transportada por el Pacífico hacia Estados Unidos, dijo el contraalmirante de la Guardia Costera Joseph Nimmich, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta del Sur, con sede en Cayo Hueso, Florida.
Tal monto representa un salto de 90% con respecto a 2007, según datos de esa fuerza.
En tres años han capturado 23 semisumergibles, cada uno con entre 4 y 10 toneladas de drogas.
Son impulsados por motores a diesel de 250 a 350 caballos de fuerza y les toma un promedio de una semana a una velocidad de ocho kilómetros por hora para llegar a las costas de México, a 3.200 km de distancia, dijeron investigadores antidrogas de Colombia y EEUU.
La cocaína cuesta en México unos 6.500 dólares por kilo; una carga de siete toneladas rendiría entre 30 y 45,5 millones de dólares en Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.