Abren juicio por disturbios en Bolivia

Sánchez de Lozada a juicio por disturbios en Bolivia
La Paz.- La Corte Suprema de Bolivia abre hoy juicio por «genocidio» contra el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada por las muertes del «octubre negro» de 2003, pero en ausencia del ex presidente y de varios de los acusados, que huyeron a Estados Unidos y Perú.
El proceso se realizará en la Corte Suprema, en la ciudad de Sucre, refirió Efe.
Sánchez de Lozada, que gobernó Bolivia en los períodos 1993-1997 y 2002-2003, está acusado de nueve delitos, entre ellos «genocidio», que en la legislación boliviana se aplica a «masacres sangrientas», lo que según la Fiscalía General fue lo que ocurrió en octubre de 2003.
Una iniciativa gubernamental de exportar gas a Estados Unidos desde puertos chilenos desencadenó una frontal oposición por parte de organizaciones sindicales y de izquierda que desembocó en una oleada de disturbios antigubernamentales y una represión militar donde murieron más de 60 personas.
El 17 de octubre de 2003, el entonces presidente Sánchez de Lozada renunció a su mandato y se autoexilió en Estados Unidos, donde reside.
El fiscal del caso, Milton Mendoza, destacó la relevancia del proceso porque será el primer juicio contra un ex mandatario constitucional a diferencia del caso del dictador boliviano Luis García Meza (1980-1981). que cumple una condena desde 1995.
Así, Sánchez de Lozada es el principal acusado del proceso pero la causa en su contra entrará en suspenso, sin que ello provoque una prescripción de los delitos, debido a que la legislación nacional impide juzgar en ausencia a los imputados.
En una situación similar puede derivar el proceso para tres ex ministros asilados en Perú y otros tres que también residen en EEUU, uno de éstos también en calidad de refugiado.
Para el fiscal Mendoza, todas estas ausencias son una circunstancia «lamentable», pero cree que no debe provocar «frustración» en la Fiscalía porque confía en que, en el curso del juicio, pueda producirse la extradición de Sánchez de Lozada para que sea enjuiciado.
La denuncia contra Sánchez de Lozada incluye los delitos de homicidio, lesiones gravísimas, graves y leves, privación de libertad, vejaciones y torturas, atentado a la libertad de prensa, allanamientos y resoluciones contrarias a la ley.
La pena máxima que podría pesar en su contra es de 25 años de prisión, veinte por genocidio y cinco por «la concurrencia de los otros delitos», dijo el fiscal.
Por otra parte, el saliente secretario de Estado adjunto de EEUU para Latinoamérica, Thomas Shannon, encabezará una misión de alto nivel que en los próximos días miércoles y jueves se reunirá con el gobierno de Bolivia en La Paz para impulsar las relaciones.
Según el canciller boliviano, David Choquehuanca, lo que se pretende es buscar «un nuevo acuerdo marco que pueda delinear las relaciones entre Bolivia y Estados Unidos». El acuerdo vigente data de 1951.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.