Mineros ilegales mueren en incendio

Mineros ilegales mueren en incendio en yacimiento aurífero sudafricano
Johannesburgo.- Los cadáveres de 36 mineros ilegales que perecieron el pasado domingo en un incendio en una mina abandonada en la provincia de Estado Libre, en la región central de Sudáfrica, fueron llevados a la superficie por sus propios compañeros, confirmó hoy la compañía propietaria del yacimiento.
El incendio se produjo en una de las galerías de la mina de oro Eland, propiedad de la compañía Harmony Gold, en la localidad de Welkom, localidad situada a unos 250 kilómetros al sudoeste de Johannesburgo, señala la empresa minera en un comunicado, informó Efe.
Se desconoce si otros mineros ilegales han muerto en el incendio, añade la nota, que subraya que la semana pasada otros seis cadáveres fueron hallados en las cercanías de la mina, aparentemente, llevados también a la superficie por sus compañeros.
«La compañía no enviará a sus propios empleados en misiones de búsqueda subterránea ya que las áreas abandonadas en las que los mineros ilegales han estado activos son extremadamente peligrosas», puntualiza la misiva.
Los mineros ilegales extraen oro en condiciones artesanales de yacimientos que han sido abandonados por las compañías mineras debido a que se han vuelto improductivos para una operación comercial en gran escala.
Algunas minas abandonadas son a veces reactivadas, cuando el costo operativo se reduce a causa de un aumento substancial en el precio del oro o una caída de la moneda local, el rand, frente al dólar, lo cual favorece la exportación de materia primas sudafricanas.
Según Harmony Gold, en las pasadas dos semanas unos 294 mineros ilegales han sido detenidos por agentes del servicio de seguridad del yacimiento Eland y entregados a la policía sudafricana.
Harmony y otras compañías auríferas han puesto en marcha una iniciativa para poner fin a la práctica del minado ilegal que incluye un refuerzo de la vigilancia en la entrada a los pozos de las minas y operaciones de búsqueda en las áreas seguras de los yacimientos.
No obstante, los mineros ilegales han conseguido burlar la vigilancia y una vez que han ganado acceso a las minas permanecen durante semanas en los subterráneos dependiendo de funcionarios corruptos o mineros legales para obtener comida, que tienen que pagar, literalmente, a «precio de oro».
La ministra de Minería sudafricana, Susan Shabangu, extendió hoy sus condolencias a las familias de los mineros ilegales fallecidos durante el fin de semana.
«Si bien el Gobierno no condona la minería ilegal, son vidas humanas las que se han perdido, niños han quedado huérfanos y mujeres son ahora viudas, por consiguiente quiero extender mis condolencias a los familiares de los fallecidos», dijo Shabangu, quien confirmó que planea visitar la mina Eland el próximo miércoles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.