Debatirán sobre tema de inmigración

Washington y La Habana hablarán de inmigración
WASHINGTON.- Estados Unidos y Cuba acordaron reanudar negociaciones directas sobre inmigración que fueron suspendidas en 2004 y decidieron iniciar discusiones sobre servicios de correo entre ambos países, dijo un funcionario estadounidense.
El jefe de la Sección de Intereses cubana en Washington, Jorge Bolaños, transmitió a altos funcionarios estadounidenses documentos que estipulan que Cuba espera «reiniciar conversaciones sobre migración» y «el servicio de correo directo», dijo un alto funcionario del Departamento de Estado que se mantuvo en el anonimato, citó AFP.
Las negociaciones sobre inmigración fueron interrumpidas durante el mandato de George W. Bush, destacó Reuters.
El paso es un claro signo del esfuerzo que está realizando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para establecer una relación de mayor cooperación con Cuba, enemiga de EEUU durante la Guerra Fría.
La nación de Gobierno comunista también presentó una nota accediendo a una solicitud estadounidense que propone negociar sobre servicios directos de correo, los que han estado suspendidos por décadas.
«Las dos notas son un paso adelante muy positivo», dijo el funcionario estadounidense. «Nuestra meta siempre ha estado clara, inmigración ordenada desde Cuba… es nuestro interés reanudar los diálogos», agregó.
El funcionario dijo que los cubanos también expresaron su interés en mantener negociaciones para combatir el terrorismo, los narcóticos y dar respuesta ante huracanes: áreas en las que ambos países han tenido cooperación esporádica desde que EEUU terminó los lazos diplomáticos e impuso el embargo.
Las notas llegaron mientras la secretaria de Estado, Hillary Clinton, comenzaba un viaje a Latinoamérica que incluye una reunión con la Organización de Estados Americanos. Desde San Salvador, la funcionaria dijo que en EEUU «estamos muy complacidos de que el Gobierno de Cuba esté de acuerdo en conversar» sobre esos temas.
Clinton había dicho al Congreso que EEUU no respaldará el reingreso de Cuba a la OEA hasta que la isla cumpla los principios democráticos establecidos en los estatutos del grupo.
En una maniobra que busca mejorar las relaciones con Cuba, Obama alivió hace dos meses las restricciones de viaje y envíos de remesas hacia la isla.
El mandatario también enfatizó la necesidad de que Cuba se comprometa a reformas democráticas antes de tomar medidas adicionales para aliviar o terminar con décadas de embargo.
«Esta es una clara señal de que seguimos con seriedad la dirección indicada por el Presidente e intentamos comenzar una nueva relación», dijo el funcionario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.