Nuevo plan de seguridad ciudadana (15 al 21 de junio de 2009)

Nuevo plan de seguridad ciudadana
El ministro de Justicia Aníbal Fernández destacó que el plan de Seguridad Ciudadanía que incluye convenios con municipios para la participación comunitaria y un desembolso de 400 millones de pesos en nuevo equipamiento, tiene como objetivo contribuir desde el gobierno a la lucha contra el delito a través de un programa nacional.
En un acto encabezado en Olivos por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el ministro dijo que en una primera etapa el plan será concentrado en 38 municipios del conurbano bonaerense, Mar del Plata, Bahía Blanca y el Gran Mendoza. Fernández comentó que Cristina le encargó al gabinete «trabajar sobre un plan integral de seguridad ciudadana, estrechamente vinculado a las provincias y los municipios», con «recursos para todo el país que aporten la más efectiva acción nacional posible».
Repasó las inversiones ya realizadas recientemente, destacando la entrega de mil pistolas Browning con cargadores adicionales a Misiones, Chaco, Formosa y Corrientes, y dijo que en breve entregarán otras mil a Jujuy, Salta, Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero, Río Negro y Chubut.
También destacó la construcción de polígonos de tiro en todo el NEA y el NOA, y la compra de un helicóptero para la provincia de Buenos Aires, elemento que había sido considerado «indispensable», además del financiamiento a una «capacitación permanente» de la policía.
En cuanto al plan lanzado este viernes detalló que el gobierno nacional compró 400 motos, de las que 228 ya fueron entregadas, y dijo que adquirirán otras 400. Dijo que estos móviles sumarán 1.050 e irán a las patrullas urbanas de Gendarmería Nacional.
Indicó que los primeros 38 municipios del plan están en «los ámbitos que más preocupan» y que han sido analizados técnicamente «caso por caso».
Reveló que el financiamiento se hará a través de los municipios, a través de convenios que además «establecerán el inmediato desembolso del 50 por ciento de los fondos comprometidos».
Destalló que el programa prevé «duplicar el personal policial efectivo en cada una de las cuadrículas» en las que se dividen las áreas de acción, que suman 1.100 en toda la primera etapa.
Agregó que el fortalecimiento general se organizará por áreas y que se basará en la incorporación de al menos 4.000 efectivos retirados de las fuerzas armadas y de seguridad.
En ese sentido dijo que estas incorporaciones permitirán que el conductor de los patrulleros pase a revestir en la calle, lo que implica un cambio esencial y rápido en la tarea.
Precisó que esta decisión demandará una inversión de 137 millones de pesos, a los que se sumarán otros montos en distintos recursos: detalló que comprarán 500 nuevos patrulleros por $25 millones; sistemas de GPS por $5,4 millones; teléfonos nuevos por $27,8 millones, y cámaras de video por $203 millones.
También destacó y describió los «Centro de Operaciones Municipales» (COM), que «serán clave para saber lo que sucede en todos los distritos» y que demandarán a su vez 1,8 millones de pesos de inversión.
Finalmente destacó que la presencia actual de Gendarmería Nacional en las calles «es muy importante» y consiste en el patrullaje de 3.600 efectivos, además de otros 4.400 en escuadrones y que ahora movilizarán 1.500 más.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró que «es sumamente importante incorporar a la comunidad» en el plan que busca mejorar la seguridad de la población y dijo que «este plan se realizó con la reasignación de partidas del presupuesto nacional».
Cristina sostuvo que la problemática de la inseguridad «tiene también un correlato de fuerte contenido social» y, en ese sentido, dijo que «que la gente tenga trabajo es central para el tema de seguridad».
«Sin trabajo, con gente mal paga, con trabajo informal, no hay plan de seguridad ni GPS ni partullero que alcance. Que la gente tenga trabajo y sea calificado es central para el tema de seguridad», dijo la mandataria.
La Presidenta de la Nación aseguró que «es imprescindible» mantener los niveles de empleo, el modelo económico de desarrollo económico y redistribución del ingreso para bajar los niveles de inseguridad.
«Hay que saber que un modelo de protección ciudadana implica necesariamente un modelo de desarrollo económico y redistribución del ingreso», dijo.
Recordó que «los picos de inseguridad coincidieron con los picos de desocupación», como fue en la crisis del 2001 y 2002, y destacó que «no es sólo el tema de la pobreza, está comprobado que la brecha social, la convivencia de la extrema pobreza con la extrema riqueza es lo que acrecienta los niveles de inseguridad».
Cristina aseveró que, en comparación con otros países, Argentina «todavía está en un estadio de poder trabajar fructíferamente» en materia de seguridad y se quejó de que los medios de comunicación «pasan todo el día» hechos de inseguridad.
La presidenta señaló que en comparación con «los niveles de inseguridad en otras importantísimas urbes de otras partes del mundo, todavía estamos en un estadio de poder trabajar fructíferamente».
En su discurso, la mandataria pidió «contribuir cada uno a no crear sensación» de inseguridad y señaló que «cuando uno recorre otros países y enciende la televisión, como en Nueva York, Roma, Madrid, México, Río de Janerio, saben que no sucede en absoluto lo que pasa en Argentina, donde un asalto, un homicidio, o una toma de rehenes la pasan todo el día de la mañana a la noche».
Cristina reiteró el «compromiso» del gobierno nacional con todos los temas que preocupan a los argentinos», como es el de la inseguridad.
«Estamos absolutamente comprometidos con todos los problemas que tenemos los argentinos y que no son exclusivos» de los argentinos sino que son de todo el mundo, dijo la mandataria en un mensaje pronunciado en Olivos al anunciar la primera etapa del Plan Nacional de Seguridad.
Agregó que para la primera etapa de este plan se han «privilegiado zonas de mayor demanda de apoyo» y adelantó que el gobierno seguirá abordando esta misma tarea «en todas aquellas zonas que así lo necesiten».
Cristina formuló estos conceptos al anunciar la primera etapa del Plan Nacional de Seguridad en la residencia de Olivos.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió este viernes «abordar con mucha seriedad y responsabilidad» la problemática de la inseguridad y «no politizar» el tema.
«Es un tema complejo. No hay que tener hipocresía con el tema, ni politizarlo ni partidizarlo, sino abordarlo como un tema complejo que exige gran compromiso, recursos, y organización social», dijo la Presidenta en declaraciones a la prensa en Olivos, tras presentar un plan de seguridad.
La mandataria señaló que «sería temerario» afirmar que con el plan anunciado este viernes bajarán los índices de inseguridad en el país y y pidió «tratar de entender la complejidad del problema».
«No hay que ocultar el problema o negarlo. Hay que ver los grados de complejidad, abordarlo con mucha seriedad y responsabilidad», insistió.
Por otra parte, dijo que «está comprobado científicamente que si se repite 35 veces durante el día una violación, un hecho delictivo por televisión, vos tenés la sensación cuando salís de tu casa de que te van a violar».
En ese sentido, dijo que «lo importante es informar y no atemorizar», lo cual «no significa minimizar ni relativizar, sino darle el nivel de seriedad y responsabilidad al informar pero no atemorizar».
Con información de Telam
Extraído del portal www.convivenciayseguridadciudadana.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.