Irak pide entrega de baazistas

Irak llama a su embajador en Damasco y pide la entrega de dos baazistas
Bagdad.- El Gobierno de Irak convocó hoy a su embajador en Siria y pidió a este país que le entregue a dos miembros del partido de Sadam Husein, el Baaz, por su posible implicación en los atentados de Bagdad del miércoles pasado.
Así lo dijo en un comunicado el portavoz gubernamental Ali Dabbagh, tras una reunión ministerial encabezada por el primer ministro, Nuri al Maliki, para analizar las consecuencias de la cadena de atentados de Bagdad en la seguridad, informó Efe.
Los atentados se cobraron la vida la semana pasada de 87 personas y causaron heridas a más de mil. Las explosiones, que afectaron a varios ministerios, supusieron un desafío a la política de seguridad del Ejecutivo.
«El Gobierno de Irak ha decido llamar a consultas a su embajador en Siria para que participe con el ministro de Exteriores iraquí en la formación de un tribunal internacional para juzgar a los criminales y genocidas contra civiles iraquíes», según la nota.
El pasado viernes, el portavoz del Plan de Seguridad de Bagdad, general Qasem Ata, afirmó que el partido Baaz era el principal responsable de la preparación y ejecución de los ataques.
La organización armada Estado Islámico de Irak, vinculada a Al Qaeda, se atribuyó hoy la autoría de estos atentados. Al Maliki dijo el miércoles que Al Qaeda también podía estar detrás de estos ataques, así como «restos» del partido de Sadam Hussein.
«El Gobierno iraquí ha pedido a Siria la extradición de Mohammed Yunis al Ahmed y de Sadam Farhan por su implicación directa en las operaciones terroristas», según el comunicado del Gobierno difundido hoy en esta capital.
Los Ministerios del Interior y de Justicia iraquí están preparando amplias fichas con las personas que quieren extraditar.
Al Ahmed, que se cree está escondido en Siria, lidera una rama disidente del disuelto partido Baaz tras enfrentarse al número dos de Sadam Husein, Ezat Ibrahim al Douri, aún en paradero desconocido.
«El Gobierno de Irak quiere que Siria le entregue a todos aquellos que tengan causas judiciales o que hayan cometido crímenes contra los iraquíes y cerrar todas las organizaciones terroristas que tengan sus bases en Irak», añadió el comunicado.
Esta decisión del Ejecutivo iraquí llega una semana después de que Maliki visitara Siria, donde se entrevistó con su presidente, Bachar al Asad, con quien abordó, entre otras cosas, la seguridad en la frontera y el paso de terroristas por esta zona.
Hace dos días fue detenido en Irak el presunto terrorista Kazem Ibrahim, quien confesó ser autor intelectual de los atentados que tuvieron como objetivo los ministerios de Finanzas y Exteriores.
Ibrahim, nacido en la provincia de Diyala en 1952, es miembro del partido Baaz y explicó en sus declaraciones a la policía que el atentado contra el Ministerio de Finanzas fue un encargo de Al Ahmad, cuya extradición pide ahora el Gobierno iraquí a Siria.
Siria alberga a unos 500.000 refugiados iraquíes que llegaron tras la invasión de Estados Unidos en marzo de 2003. Por su parte, Estados Unidos acusa a Siria de no controlar su frontera con Irak y de permitir el paso de terroristas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.