Confiscan pruebas de vida de rehenes

El Ejército confisca pruebas de vida de rehenes de las FARC
BOGOTÁ.- Un grupo de inteligencia del Ejército colombiano decomisó pruebas de vida de diez rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a un presunto guerrillero que se dirigía hacia Bogotá para supuestamente entregárselas a la senadora opositora Piedad Córdoba, informaron fuentes militares.
En el operativo fue detenido el pasado sábado Ramiro Valbuena Ospina, el presunto correo de los insurgentes, que sin embargo fue puesto ayer en libertad por fallos en los procedimientos legales, indicó Efe.
Tras seguirle la pista durante una semana, Valbuena Ospina fue detenido cuando viajaba en motocicleta por la carretera que une Villavicencio con Bogotá.
El seguimiento se produjo en un momento en que se esperaban en la capital colombiana las pruebas de vida de 13 militares y policías secuestrados que fueron anunciadas la semana pasada por Córdoba.
La senadora divulgó el lunes pasado en Bogotá los videos de otros nueve uniformados secuestrados por los rebeldes.
La legisladora del Partido Liberal es líder de Colombianos y Colombianas por la Paz, colectivo de intelectuales, ex políticos y ex secuestrados que desde septiembre de 2008 mantiene un «intercambio epistolar» con la guerrilla, que en el último año y medio ha puesto en libertad unilateralmente a una docena de rehenes.
Las pruebas aprehendidas, consistentes en videos y no en fotografías, como se había informado al principio, eran de diez rehenes, confirmó en Bogotá el fiscal general interino, Guillermo Mendoza.
En noviembre de 2007, en una operación similar, las autoridades capturaron a tres presuntos guerrilleros en Bogotá con pruebas de vida de varios efectivos y políticos secuestrados, quienes fueron liberados posteriormente, entre ellos Ingrid Betancourt.
El comandante del Ejército, general Oscar González, dijo que las pruebas de supervivencia demuestran las precarias condiciones en las que la guerrilla mantiene a los secuestrados en medio de la selva.
«En los videos pueden observarse las deplorables condiciones físicas y mentales en las que mantienen a los cuatro miembros del Ejército Nacional y a los seis de la policía, con gruesas cadenas y candados al cuello», relató González.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.