Reclaman política de inmigración

Italia y España reclaman política de inmigración
La Maddalena, Italia.- El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, abogaron por una política europea de inmigración, a pesar de sus diferentes legislaciones ante este fenómeno, y reclamaron más ayuda de la Unión Europea en el control fronterizo.
A pesar de las diferentes legislaciones con las que España e Italia abordan el fenómeno de la inmigración, tanto Zapatero como Berlusconi prefirieron centrarse en que se trata de un problema común y en que es necesario contar con una política europea, manifestó Efe.
En opinión de Zapatero, esa política debe ser firme frente a la inmigración clandestina, porque detrás están las mafias que trafican con seres humanos, y tiene que partir del principio de cooperación con los países de origen y del respeto a los derechos humanos.
«Por supuesto que podemos y debemos trabajar de manera conjunta en favor de una política de inmigración ordenada», manifestó Zapatero, antes de pedir un refuerzo de la Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex) y un mayor liderazgo de la UE en las relaciones con el norte de África.
Con estas palabras evitó comentar las críticas que ha recibido la política del Gobierno italiano, que ha penalizado la inmigración ilegal y que ha sido acusada de no respetar los derechos legales de los irregulares que encuentra en aguas internacionales y devuelve a Libia.
Por su parte Berlusconi rechazó las críticas y negó las acusaciones: «no tenemos nada que aprender de nadie, nos portamos de forma totalmente cristiana y civilizada para el bien de nuestra ciudadanos y de los inmigrantes».
A su juicio, es necesario distinguir entre los inmigrantes legales y los clandestinos, que cuando no tienen trabajo, se dedican a la delincuencia y entran en el mundo de la criminalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.