Denuncian que EE UU mantiene sobrevuelo en frontera

El presidente de la Comisión de Defensa de la Asamblea Nacional (AN), diputado Juan José Mendoza, indicó que el Gobierno de Estados Unidos, a través de las bases militares que instaló en Colombia, mantiene sobrevuelos permanentes “en actitud provocadora” en la frontera neogranadina con Venezuela. Así lo indicó  al ser consultado sobre la reciente protesta del Gobierno Bolivariano ante el Ejecutivo del Reino de los Países Bajos, tras las supuestas incursiones de una aeronave de la Fuerza Aérea holandesa los días 4 y 7 de julio, detectadas por los sistemas de vigilancia y defensa aérea de Caracas.
«Todos los días, el Gobierno de Estados Unidos, con las bases instaladas en Colombia, navega por el espacio aéreo fronterizo. Tienen sobrevuelo permanente en actitud provocadora”, expresó Mendoza.
Apuntó que no se puede perder de vista el hecho de que esto sucede en el contexto de un reciente acuerdo entre Costa Rica y EEUU que permite la llegada de soldados, equipos y armas estadounidenses a las costas de la nación centroamericana, tras la extensión de un convenio suscrito hace diez años que prevé que las tropas norteamericanas colaboren con la Guardia Policial «en el patrullaje de las costas».
Sobre el caso de la aeronave de los Países Bajos, señaló el diputado que Holanda es “un país alineado a los intereses imperialistas”.
Ratificó la condena por esta violación del espacio aéreo y señaló que la AN buscará el material para presentar al pueblo las trazas de vuelo.
Destacó que Venezuela está hoy fortalecida desde el punto de vista de la defensa militar.
El año pasado, el Gobierno de Colombia firmó un acuerdo con EE UU para la instalación de siete bases militares estadounidenses en su país, como parte de un acuerdo de cooperación destinado supuestamente a luchar «contra el narcotráfico y el terrorismo» y que generó gran preocupación en los países de la región.
El acuerdo incluye la presencia de militares estadounidenses en siete bases colombianas y ha sido calificado como un peligro y un factor de desestabilización por las naciones suramericanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.