¿Qué es el análisis criminal?

El análisis criminal es una disciplina de análisis de seguridad pública, que proporciona apoyo de información a los órganos de policía o a las agencias de justicia criminal. Para ser más exactos, el análisis criminal involucra lo siguiente:

  • El estudio de incidentes criminales.
  • La identificación de patrones criminales, tendencias criminales y problemas criminales.
  • El análisis de estos patrones, tendencias y problemas.
  • La difusión de información a una agencia policial de manera tal que la referida agencia pueda desarrollar las tácticas y estrategias para solucionar o enfrentar los patrones, las tendencias y los problemas.

Otros tipos de Análisis de Seguridad Pública incluyen el Análisis de Inteligencia Criminal, el Análisis de Investigación Criminal, y el Análisis de Operaciones Policiales.
El problema que se consigue muy a menudo es que la mayoría de los profesionales de los cuerpos de policía, no utilizan el término de “Análisis Criminal” en su significado estricto; por el contrario, emplean el término para definir al Análisis de Seguridad Pública en forma general. Esto tiene sentido motivado a que la mayoría de las agencias policiales no tienen suficientes recursos para contratar o mantener cuatro tipos diferentes de analistas dentro de la organización. Es por ello que en muchos cuerpos de policía de consiguen Analistas Criminales o Analistas del Crimen, que cumplen las cuatro funciones del Análisis de Seguridad Pública.
¿Qué hace un Analista Criminal?
Los analistas criminales ejecutan los siguientes tipos de servicios para las agencias policiales:

  • Identificación y difusión de información relacionada con patrones criminales y crímenes seriales de manera tal que la agencia policial las pueda impedir y reprimir en el menor tiempo posible.
  • Identificación y difusión de información relacionada con tendencias criminales y crímenes seriales de manera tal que la agencia policial pueda desarrollar políticas de largo plazo, estrategias y soluciones orientadas al trabajo por objetivos, con el fin de enfrentar sus amenazas criminales.
  • Pronosticar ocurrencias futuras en crímenes seriales, de manera tal que la agencia policial busque capturar al delincuente antes de que prosiga con su actividad criminal.
  • La investigación científica del modus operandi y las características conocidas del criminal, con la finalidad de determinar quien pudo haber cometido el crimen o la serie de crímenes.
  • La redacción regular de un periódico o boletín para la agencia policial.
  • El análisis de accidentes de tránsito, quejas vecinales de alteración de orden público (riñas vecinales, ventas clandestinas de licores, merodeadores, etc.) y todas aquellas acciones o que no constituyan delitos o que sean faltas menores.
  • La elaboración de los reportes o informes mensuales, trimestrales o anuales (incluyendo los informes estadísticos) de la agencia policial.
  • La conducción y análisis de las encuestas comunitarias.
  • El pronostico del volumen de las actividades policiales para los próximos meses y años.
  • El análisis de la efectividad de los programas y planes policiales implementados.
  • El análisis de la distribución de la carga de trabajo para los turnos de servicio y por áreas geográficas.
  • Proveer de los resultados obtenidos de la búsqueda en diferentes bases de datos, estadísticas y otro tipo de información policial requerida.
  • La elaboración de tablas, gráficos, mapas y reportes para presentaciones ante la comunidad o para presentaciones en las cortes de justicia.

Casi todo el trabajo que involucre investigación de datos, estadísticas o estudios geográficos criminales, pueden quedar bajo el encabezado de “análisis criminal”. El analista criminal es el centro de información, el procesador de datos y el cerebro de la agencia policial.
Con la finalidad de cumplir estas tareas, el analista criminal debe contar con una serie de habilidades, entre las cuales se encuentran:

  • Una sólida comprensión del comportamiento criminal.
  • Un absoluto conocimiento de la jurisdicción particular del analista.
  • Conocimientos de métodos de investigación.
  • Habilidad para colectar, manipular, organizar y buscar data.
  • Habilidad para comprender y sintetizar información criminal.
  • Habilidad para el pensamiento crítico.
  • Habilidad para calcular y manipular estadísticas descriptivas, inferenciales y de variables múltiples, con la finalidad de crear y desarrollar tablas y gráficos comprensibles fundamentados en esas estadísticas.
  • El conocimiento del análisis demográfico.
  • Habilidad en el manejo de computadoras, que incluyan el manejo de bases de datos, programas de publicación, procesamiento de palabras, hojas de cálculo y paquetes estadísticos.
  • Habilidad en el uso de Sistemas de Información Geográfica (GIS) y un profundo conocimiento de análisis y estadísticas espaciales.
  • Habilidades para efectuar presentaciones públicas.
  • Habilidades para las comunicaciones interpersonales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.