La inteligencia como herramienta policial



El esquema tradicional con que opera el sistema policial de México resulta obsoleto ante los nuevos tiempos y circunstancias. Policías, armas y patrullas, son, para el gobierno en sus tres niveles, lo más importante para combatir el crimen.
La prevención del delito, la participación de la ciudadanía en la denuncia y en la autoprotección, y el aprovechamiento de las tecnologías, son asignaturas pendientes en el gobierno mexicano y en sus corporaciones.
Con este esquema por demás obsoleto, el gobierno mexicano pretende reducir los índices de criminalidad y no se ha dado cuenta que está dejando de lado lo más importante: la información.
En los primeros 100 días del gobierno del presidente Felipe Calderón puso en marcha un operativo conjunto en el que participan el Ejército Mexicano, la Armada de México, la Agencia Federal de Investigación y la Policía Federal Preventiva. Es decir, toda la fuerza del estado fue activada para combatir el crimen.
La primera operación se llevó a cabo en Michoacán, uno de los estados con más ejecuciones en los últimos años, y donde se encuentran asentados algunos de los cárteles de la droga más importantes del país.
La operación fue un fracaso, pues se actuó sin información, y las ejecuciones no pararon.
La misma operación se llevó a cabo en otros estados considerados como peligrosos, y los resultados fueron los mismos: la delincuencia organizada no se detuvo y las ejecuciones seguían engordando el índice delictivo,
A quienes estamos involucrados, de alguna manera, en asuntos policiales, nos queda claro que es urgente que en México pasemos de una policía reactiva a una policía científica, en la que la inteligencia sea la generadora de información y la tecnología la facilitadota de las acciones contra la delincuencia.
En el estado de Colima, precisamente en Villa de Álvarez, uno de los 10 municipios, con 120 mil habitantes, la policía del lugar tenía muchas carencias en cuanto a equipamiento, armamento, vehículos y personal.
Su director, un militar retirado del ejército, de nombre Fernando Díaz Cendejas, enfrentaba un grave problema de venta de drogas al menudeo, por lo que diseñó un efectivo plan para combatirlo, en el que la inteligencia jugaba un papel muy importante.
El primer paso fue echar a andar la inteligencia en la calle para identificar los puntos de venta de droga, las personas involucradas en ese delito y las zonas de mayor consumo.
Una vez recolectada y analizada la información, se construyó un Mapa Geo Delictivo, y se formó un grupo especial, cuya encomienda fue, precisamente, capturar en flagrancia a los vendedores y distribuidores de droga.
El plan fue todo un éxito, pues en los primeros días cayeron los principales distribuidores de drogas y sus vendedores. En 5 meses, la policía de Villa de Álvarez ya había mandado a la cárcel a cerca de 200 narco vendedores, con acciones propias, es decir, sin el apoyo de ninguna otra corporación del estado.
Con sólo 10 agentes del Grupo Especial de Atención de Delitos de Impacto (GADI), dos vehículos y 2 agentes de inteligencia, se logró erradicar en gran medida la venta de droga en el municipio, y a la vuelta de un año se percibía una gran tranquilidad, además de que al mismo tiempo los robos a casa habitación se redujeron hasta en 30%.
Lo más importante de este plan fue la inteligencia, ya que con el aprovechamiento de ella se logró identificar, ubicar y capturar a los delincuentes, con el menor esfuerzo y riesgo.
En menos de un año, la policía federal, que en México es la encargada de combatir este delito, fue superada en 800% por la policía de Villa de Álvarez, pese a que esta enfrentaba problemas de equipamiento, armamento, vehículos y personal.
Con estas acciones, quedó demostrado que la inteligencia es la clave en el combate al crimen, pues de nada sirve De este grupo surgirán requerimientos de inteligencia estratégica para las agencias aportantes al nivel 3, y, a su vez, para los integrantes del nivel 2.
Cabe señalar que el mencionado Grupo es presidido por un alto  funcionario de la Secretaría de Interior (Home Office), y comprende representantes de todos los organismos policiales, de inteligencia, y seguridad.
La labor de este Grupo incluye la consideración de los datos y recomendaciones con la Evaluación Estratégica,  y la prescripción de las prioridades para el año siguiente.
Este Grupo también establece la estrategia de control necesaria para satisfacer tales prioridades, ligando el trabajo del Ejecutivo, Administración, instituciones policiales y organismos de inteligencia y seguridad.
También existe, de orientación táctica en este nivel, un Grupo de Asignación de Tareas y Coordinación Multiagencial, en el que se acuerdan operaciones, y del que surge feedback de operaciones de inteligencia para las instituciones y organismos que aportan al nivel 3.

Datos Biográficos del Autor: Efraín Medina Valenzuela. México Estudiante de la Licenciatura en Derecho Universidad Colima, desde 1995 se ha desempeñado en labores de Planeación y Operación Policial. En este sentido, ha trabajado para la dirección de Seguridad Pública del Estado,  en el Ayuntamiento De Coquimatlán y en la Dirección de Seguridad Pública de Villa De Álvarez. Actualmente es Agente comisionado para el combate al narco menudeo en la zona Conurbana Colima – Villa de Álvarez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.