Desastre en Japon, una lección que todavía no termina

¿La OIEA, necesita un cambio?

El día 11 de marzo del 2.011 a las 05:46:23 UTC, un movimiento telúrico de magnitud 7.9º según el primer registro, luego reclasificado 8.7 posteriormente en  8.9º y por ultimo como 9º en la escala de Richter, que duro 120 segundos, con un hipocentro (lugar de la ruptura de la corteza terrestre) a una profundidad de  24 Km., en primer termino y luego fue ajustada a 13,5 Km., justo bajo las aguas del Océano Pacifico, el  epicentro se localizó a 130 Km., al Este (E) de Sendai, Honshu, cerca de las costas de Japón (el país del sol naciente).
Este fuerte terremoto causo una serie de daños en la infraestructura del país, pero ciertamente Japón estaba preparado para enfrentarlo, primero con una educación y entrenamiento constante de su población y segundo con una adecuada infraestructura sismo resistente y claro esta, unos cuerpos de atención de emergencias entrenados y bien dotados para bajar más la vulnerabilidad ante estos eventos. Todos lo vimos, como algunas edificaciones colapsaron, simplemente se desmoronaron y cayeron, pero sin lugar a dudas las ciudades en su mayoría, resistieron este gigantesco terremoto adecuadamente, para la magnitud y la intensidad que los afecto.
Minutos (29.56´) después de ocurrida la ruptura de la corteza se origino un Tsunami, que  impacto las costas del país del Sol Naciente y aquí si el panorama cambio y cambio drásticamente para mal, las defensas establecida por las autoridades japonesas para reducir los efectos de olas gigantes, fueron sobre pasadas por la mar, la alerta fue emitida, pero muy pocos pudieron actuar en consecuencia por tanto se vieron envueltos en un evento no deseado, que en su desarrollo causo una devastación inmensa y sorprendió a ciudadanos preparados para hacer frente a un sismo, pero no para los efectos de un tsunami que los tomo casi por sorpresa a todos y por ende genero una cantidad de victimas, que no solo afectaron a Japón, sino a todo el mundo que se unió al sentir de tristeza y luto que hoy barga esa nación Asiática.
Este Tsunami genero una alerta para 20 naciones, pues las olas de este fenómeno en este caso natural, podían afectar sus costas y ciertamente horas después llegaron las olas de este evento adverso hasta Chile, lo cual nos deja claro la magnitud del mismo, gracias a Dios no causaron mayores daños en algunos países, en otros se dañaron embarcaciones, rompeolas, etc., como en Ecuador por ejemplo y en USA murió una persona.
Este evento natural devastador como fue el Tsunami (de más de 10 metros de altura), posterior a un terremoto de magnitud desastrosa, causo daños a una serie de instalaciones vitales, como refinerías, tanques de gas y combustible, complejos generadores de electricidad (cercanas a las costas) y plantas nucleares (al parecer en algunas plantas el sistema de parado de emergencia durante un sismo no funciono como se esperaba, eso no significa que no lo hizo). Y en ese momento este desastre natural comenzó a cambiar su panorama y ahora Japón vive una emergencia nuclear, no producto de la ineficiencia de su personal, sino de un desastre natural, que origino dos eventos que causaron daños significativos a la central nuclear de  Fukushima y a otras dos (2) plantas en Japón, la de Tokai, en la prefectura de Ibaraki, que perdió su sistema de refrigeración por una avería y la de Onagawa, ubicada en la prefectura de Miyagi donde tres (3) reactores fueron afectados en su momento, y  que por ahora parecieran estar bajo control según informo Japan Atomic Power, no así la de Fukushima donde dos (2) de seis (6) reactores fueron afectados, donde la situación es bien dramática, compleja y seria, allí 50 japoneses dan lo mejor de si y arriesgan sus vidas para evitar el mal llamado síndrome de China, que por supuesto en este caso tendría otro nombre por estar en Asia. Estos trabajadores junto a pilotos de helicópteros y personal de especialistas externos (asesores), trabajan duramente para tratar de controlar lo que hoy ocurre allí y mantiene al mundo muy pendiente y unido.
Hablar de que pasa, de cómo funciona un reactor en fin, de dar detalles del proceso que se vive en la Planta Nuclear de Fukushima, no tiene mucho sentido, toda vez que el mundo entero através de los medios de comunicación mundial, están debidamente informados hora a hora, de lo que se vive en Japón y de los esfuerzos que se hacen para tratar de resolver este gran inconveniente que perturba a todos los ciudadanos del mundo.
Hoy quiero hablar sobre: El  Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) si el International Atomic Energy Agency, con sede en Viena, Austria.
No pretendo dejar de lado la tragedia del pueblo Japonés y la angustia del mundo, no, lo que quiero dejar claro es que algo no esta bien en este organismo dependiente de Naciones Unidas (ONU) y que hay que tomar acciones para que se encamine correctamente (según mi opinión) y me explicare al respecto.
No discuto el nivel de profesionalismo de sus integrantes en lo que al tema especifico de energía nuclear se refiere e incluso en el área de la infraestructura física de las plantas (sismo resistente) y seguridad contra posibles eventos no deseados nucleares, que si bien podríamos enmarcarlos en el control del riesgo, creo que actúan adecuadamente y con seguridad. Pero lo cierto es que lo ocurrido en Japón pone en evidencia que en el tema de previsión (visión máxima de futuro para evitar accidentes o eventos imprevistos y no deseados) y del control del riesgo con visión de movilidad (adaptarse a las épocas, cambios constantes), así como en el área de una adecuada respuesta para resolver los problemas que pudieran generarse, considero que la OIEA tiene serias deficiencias que por el bien de la humanidad deben corregir y actuar inmediatamente para hacerlo, dejando un poco de lado la politiquería.
Después de lo ocurrido el 26 de abril de 1.986 en Chernobyl (Ucrania) cuando uno (1) de los cuatro reactores nucleares de la planta explotó en la antigua URSS, pensé que las OIEA, había aprendido la lección y ciertamente se habían producido unos cambios después de ese desastres, con el sacrificio de vidas que hoy en día continua y sobre todo de los bomberos que acudieron sin tener los equipos adecuados, ni el conocimiento de lo ocurrido, a tratar de sofocar ese incendio y que poco a poco fueron muriendo días después producto de la radiación y a ese piloto de helicóptero que a bordo de los Mi-8 arriesgo su vida para sellar ese reactor y hoy nadie recuerda su nombre, este héroe de la humanidad, que voló en una aeronave sin protección adecuada, a pesar de usar un traje de protección, que jamás lo protegió y que tiempo después de lograr el objetivo de evitar un caos mundial, murió, si el Cap. (AC) Anatoly Grishchenko, nombre que invito a recordar con honor y un gran respeto. Pues bien al parecer la OIEA no aprendió la lección y más aun todos los países que la integran, pues ella depende de la Organización de Naciones Unidad (ONU), así como la OACI, la OMS, OCHA (Cooperación para Ayuda Humanitaria), el ISDR (Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres), etc., oficinas estas que son un ejemplo en muchos casos a la hora de dar respuestas en eventos no deseados y buscar soluciones efectivas y eficientes.
No es posible que en pleno Siglo 21, la OIEA, no tenga unidades de respuesta en casos de emergencia (para apoyar a las autoridades locales, quizás algunos piensen que eso debe ser responsabilidad de cada Nación y es así ciertamente, pero yo creo que el tema nuclear requiere de un tratamiento especial y por ende de un cambio en los procesos de actuación y control), no hablo solo de asesores expertos, que si los tiene, no, hablo de aeronaves debidamente protegidas que puedan soportar radiaciones, como helicópteros (los militares están blindados, resisten impactos de balas y metralla), hablo de personal de respuesta en escenas, bombas de agua, sistema de enfriamiento de agua para usar agua helada, sistemas de gel frío para contener altas temperaturas, trajes sellados (tipo astronautas) de muy alta tecnología para el personal, un equipo completo de respuesta con capacidad de desplazarse de inmediato a cualquier lugar, inter disciplinario, no solo con ingenieros nucleares, sino con bomberos, rescatistas, ingenieros hidráulicos, químicos, etc., en fin expertos de diferente nivel y nacionalidades.
No es lógico que Japón envíe a una posible muerte a 130 bomberos (hay que preparar psicológicamente a sus familias, así lo creo) para que con sus camiones le echen agua a el reactor, que ellos construyeron en una zona no segura (también las autoridades japonesas de una u otra manera tienen un importante grado de responsabilidad), por que simplemente no convocaron a expertos en desastres y control de riesgo para ubicar las plantas nucleares y eléctricas tradicionales en áreas más seguras; solo 50 hombres, 50 valientes hoy están tratando de resolver lo que el sismo y el tsunami ocasionaron, hombres que en Japón no son valorados por su valor, ni considerados héroes, a pesar de que el resto del mundo así los considera y se le sumaran 130 bomberos que seguramente no estarán lo suficientemente preparados para hacer frente a tan complejo problema y sobre todo a entenderlo claramente.
Por tanto mi reflexión es sobre eso, en Japón debería estar un grupo de expertos de la OIEA apoyando a esos 50 valientes en la escena. No dando recomendaciones desde un área segura, sino en el campo de combate codo a codo, con los valientes. Un grupo de hombres preparados y formados, bien equipados (por todas las naciones que hacen vida en la OIEA) para enfrentar con seguridad este evento y apoyados por el mundo entero.
Hoy la solución es y no hay otra que echarle agua de mar (USA envío bombas de agua, ¿que interesante ayuda?), y saben,  el mar tiene sal (sodio) y la sal (por ser coloquial) a altas temperaturas produce gas cloro al evaporarse, es decir otro lío más. Por que no usan agua helada, enfriada previamente, por que no usan agua desmineralizada, simplemente por que no tienen los equipos (prevención), por que no hay tiempo, por que los Japonés, solo 50 y ahora 130 bomberos, están haciendo lo que pueden con lo que hay y eso es lo que veo y percibo, así como una serie de pilotos de helicóptero, que tratan de hacer lo mejor que pueden, y saben, tristemente por no tener una aeronave adecuadamente protegida, les pasara, probablemente lo del Cap. (AC) Anatoly Grishchenko, espero en verdad estar equivocado en esto y así lo deseo.
Por que no podemos construir estas Plantas Nucleares dentro de una montaña o bajo la tierra (recuerdan donde USA hacia sus explosiones nucleares experimentales, bajo tierra), por que cerca de las costas, por que no en zonas elevadas, ¿donde están los expertos en desastres y eventos no deseados, no nucleares dentro de la OIEA,? ¿Ustedes que supervisan estas plantas a nivel mundial, se apoyan con OCHA de Naciones Unidas o con algún otro organismo, para que les de consejos en materia de prevención o control de riesgo?, pregunto, pues pareciera que no, solo usan unos expertos nucleares y anti sísmicos y quizás uno que otro ambientalista light (por ser respetuoso). Señores no estoy en contra del uso de la energía nuclear y eso quiero dejarlo claro (para mí el desarrollo científico es la voluntad de Dios), lo que me preocupa y por ello pido un cambio y reflexión, es que no se cuente en la OIEA con profesionales en Gerencia de Desastres y Control del Riesgo, así como tampoco con un equipo de respuesta amplio y bien equipado, no se deslumbra un cambio para bien en la ubicación y diseño de las plantas nucleares y déjenme decirles que hasta tengo mis dudas  del estado de seguridad en lo que acaso de eventos adversos, puedan estar los lugares de deposito de los desechos nucleares, no me refiero al nivel de protección contra radiación, que seguramente pudiera ser adecuado, sino de que ocurriera algún evento natural en esos lugares, ¿que pudiera pasar? (contaminación de aguas, etc.).
Muchas centrales nucleares están cerca del mar, podría escribir algunas, pero solo colocare la planta nuclear de Turkey Point, a 25 Mn., al Sur (S) de Miami, Estado de Florida, USA. Si señores, por si no lo saben también en el Océano Atlántico pudiera originarse un tsunami, por no dejar, les recuerdo que cerca de la isla de Grenada en el mar (bajo las aguas) esta el volcán Kick’em Jenny, que de producirse una erupción, pudiera generar un tsunami, al igual que con un sismo (históricamente han ocurrido), por tanto pregúntense que medidas tenemos al respecto, como nos alertaremos, en fin, estamos preparados en Trinidad y Tobago, en Venezuela, en Colombia, en México, etc., hay les dejo este mar de dudas. Ustedes creen que de ocurrir un sismo cuyo epicentro fuera bajo el mar, un poco al Norte (N) de Haití, la planta de Turkey Point, resistiría un tsunami, yo no lo se, pero ciertamente como la conozco, tengo mis preocupaciones vivas al respecto.
Para ser coloquial una planta nuclear es simplemente una maquina de vapor, así como la de esos viejos trenes o barcos con calderas como el recordado Titanic, ese vapor ha alta presión se conduce por unas tuberías hasta donde hay unos alabes de turbina y estos al moverse, hacen que una especie de dinamo  (como lo que tenemos en un carro instalado) o mal llamada turbina, genere electricidad. Por tanto si esa mal llamada turbina, no esta bien mantenida y no opera adecuadamente, no generara electricidad, así de simple, pero por eso no abra una fuga de radiación. Esto lo digo por que en Venezuela había intención de instalar una planta nuclear para generar electricidad, hoy en día este proyecto fue detenido, pero lo cierto, si en la zona de la represa del Guri (Edo. Bolívar, río Caroní), tenemos un sistema hidroeléctrico, con 20 turbinas de las cuales, si mal no recuerdo, solo funcionan 7, pues no crean que por tener una planta nuclear, tendremos ya electricidad, si esas turbina como coloquialmente le decimos, no esta bien mantenida (como paso en el Guri), pues nos ocurrirá lo mismo, fallas continuas o interrupciones de electricidad (se va la luz), amen de que en Venezuela hay otros problemas no resueltos en la distribución. Por eso la OIEA, si bien puede supervisar a los países miembros, en mi particular opinión debe también actuar preventivamente para evitar malas sorpresas en países que sin lugar a dudas, pueden causar un buen susto mundial de tener plantas nucleares manejadas sin un criterio de seguridad y prevención, así como una cultura de mantenimiento clara, por cierto muy precaria en casi toda America Latina y parte del Caribe.
Antes de terminar me pregunto que medidas reales han sentido o visto Ustedes que se están tomando con los productos fabricados en Japón, quien los inspeccionara, como lo harán. Muchos países enviaron aviones a buscar a sus compatriotas, conocen Ustedes que medidas preventivas para evaluar la contaminación radiactiva se están tomando. Solo pude leer lo que algunas aerolíneas hicieron (a motus propio) y las acciones de el gobierno de USA al respecto, pero creo que falta algo y así prudentemente expreso.
Espero que no se me mal interprete y se asuma la intención de reflexión que hoy hago muy especialmente a la Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y a las autoridades Japonesas competentes en prevención y control del riesgo, gracias.
Por:  Enrique Alberto Martín Cuervo (sarrescate@gmail.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.