Israel exporta productos tecnológicos de seguridad y también “know how”

Un buen consultor sabe que siempre “el qué” (the what) se antepone “al cómo” (the how) pues sólo entendiendo el problema a tratar se podrá seleccionar y diseñar la solución más eficiente. Sin duda esta genérica regla  aplica también al ámbito de seguridad y por eso existen numerosas empresas israelíes que exportan conocimientos (servicios) que sus clientes adquieren previamente a la incorporación de productos tecnológicos.
Academia de Seguridad: enseñar a pescar es mejor que dar pescado
Un primer buen ejemplo es una academia de seguridad ciudadana que brinda cursos a grupos de expertos -gerentes y oficiales de seguridad- tanto israelíes como grupos provenientes del extranjero, pertenecientes a empresas públicas y privadas, focalizados en la planificación, la administración y el control de la seguridad interna y en la utilización de sistemas de emergencia para desastres provocados por causas naturales o humanas.
De esta forma sus graduados puedan en sus entidades elevar el nivel de seguridad, maximizar los presupuestos, recursos humanos y materiales disponibles e incluso aminorar los costos a aplicar, contribuyendo así a un mejoramiento de su imagen institucional.
Un seleccionado grupo de docentes -con un claro perfil pragmático marcado por su experiencia en puestos claves de la seguridad israelí- se centra prioritariamente en la formación profesional y lo complementa con la explicación de las últimas tecnologías no como un fin, sino como herramientas a utilizar según ameriten las circunstancias y confeccionando planes de seguridad que se adapten a las necesidades de la organización y según las normas y circunstancias de la región.
Como complemento ofrecen sus servicios de consultoría para casos tales como análisis de riesgos, diseño de planes para acercar la situación actual a la deseada, conducción de proyectos y entrenamientos “ad-hoc” según los requerimientos y necesidades del cliente. Actualmente están implementando un proyecto de formación en cursos terciarios de seguridad conjuntamente con institutos locales que aprecian el aporte de sus colegas israelíes en sus programas de estudios y que brindan un significativo valor agregado en la capacitación de sus alumnos y en los diplomas expedidos conjuntamente. El programa se basa en el envío de docentes para cursos específicos (dictados en forma de seminarios) y en la recepción del grupo próximo a graduarse para un entrenamiento teórico-práctico intensivo de dos semanas en Israel.
Educación Preventiva: es mejor prevenir que curar o lamentar
Un conocido instituto israelí -netamente orientado al exterior- adoptó la filosofía de la formación preventiva como método de seguridad, bajo la premisa que es más eficiente invertir en singulares programas de inclusión comunitaria que gastar para solucionar consecuencias más graves y costosas. En este caso la capacitación brindada está dirigida directamente a grupos con alto potencial de marginalidad o a quienes tienen responsabilidad oficial de conducción de programas destinados a estos sectores de la población, que visitan Israel para asistir a cursos intensivos o bien son desarrollados en sus respectivos países.
Sus docentes no necesariamente provienen específicamente de temas de seguridad, sino que son profesionales con larga experiencia en especialidades como psicología, sociología y trabajo social que trabajan en forma interdisciplinaria en la capacitación sobre proyectos comunitarios.
Estos programas no están relacionados a la adopción de productos o tecnologías, sino a la comprensión e integración de grupos con propensión a afectar la tranquilidad comunitaria y a la reinserción a la sociedad de grupos organizados con injerencia directa con el delito y la violencia. Es destacable que no se trata de clases magistrales, pues en buena parte el entrenamiento a los visitantes (responsables a nivel nacional, provincial o municipal de instituciones con impacto social) es una experiencia vivencial “in-situ” sobre el funcionamiento de distintos proyectos de educación no formal hacia sectores menos favorecidos, presentan y discuten sus problemáticas realidades con el objetivo de solucionarlas o al menos mejorarlas.
Programas tales como la guardia civil voluntaria, los grupos de padres que se turnan durante las noches de los fines de semana para recorrer la ciudad y así controlar el comportamiento de los jóvenes, el sistema de tutoría “Peraj” que realizan estudiantes universitarios con alumnos de las escuelas primarias necesitados de apoyo y guía, las unidades de las municipalidades dedicadas a jóvenes problemáticos (fuera de marcos estudiantiles o laborales, con dificultades personales y familiares) con un amplio abanico de actividades en busca de su rehabilitación y/o reinserción, el sistema de trabajo bajo régimen penitenciario acompañado por capacitación de oficios, son solo ejemplos de metodologías exitosas que -con sus correspondientes localizaciones- se exportan a través de los graduados de tales cursos.
Plataformas de Simulación Tridimensional: el mejor método para ganar experiencia
Este caso es interesante, pues si bien la firma desarrolla plataformas tecnológicas el objetivo principal es la simulación y el entrenamiento del personal de emergencia y seguridad. La experiencia de sus fundadores en simuladores de vuelos es ahora aprovechada con fines didácticos, brindando un perfil práctico pero seguro, donde el error durante el proceso de aprendizaje tiene un costo ostensiblemente menor y no afecta el éxito operacional.
En temas de defensa disponen de simuladores tridimensionales para el entrenamiento del uso de distintas y variadas armas, de uso individual o grupal. En temas de seguridad se destacan los modelos de integración de la unidad de Comando y Control con sistemas operativos en una simulación tridimensional que contribuye a quienes están a su cargo una mejor comprensión de la zona, a un más efectivo control de incidentes y consecuentemente a la toma de decisiones en tiempo real. Casos concretos de éxito son aeropuertos (incluyendo zonas cubiertas como la terminal y externas como pistas de aterrizaje), edificios “sensibles” (como el parlamento), etc.
Actualmente están colaborando con una firma española que desarrolla programas de formación basados en soluciones computarizadas para entrenar –por ejemplo- a bomberos para la extinción de incendios forestales, que incluyen la simulación de condiciones externas (como la dirección y fuerza del viento, la velocidad y distancia de las unidades aéreas utilizadas) e internas (como técnicas de rescate a utilizar, la identificación de puntos críticos). El origen fue una resolución judicial que obligó a una empresa gubernamental dedicada a la preservación de medio ambiente a pagar importantes indemnizaciones por casos de auxilio lamentablemente no exitosos, al entender que las dotaciones de bomberos no estaban correctamente entrenadas. Esto la impulsó a invertir en dichos programas de capacitación.
* Eial Sergio Bluer es Consultor de empresas y Docente en temas de negocios.
MBA (Universidad Hebrea Jerusalén), Contador y Post-Grado Ingeniería de Sistemas (Universidad Buenos Aires).
Socio Fundador de Sefarad Consulting, desarrolla mercados internacionales para start-up´s israelíes implementando proyectos tecnológicos en Ibero-América bluer@sefarad.com.es
Presidente de la Comisión de Seguridad de la Cámara de Comercio Israel – Latino América.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.