Método Arcón como Avance Científico y Operativo

El Destacado Reconocimiento Oficial e Internacional al Método Arcón como Avance Científico y Operativo
El Método Arcón, es un sistema oficial y altamente efectivo, de formación e intervención para Equipos Caninos de Búsqueda, destinado a la localización de personas sepultadas ( por cualquier elemento o causa como puedan ser terremotos, explosiones, avalanchas, huracanes…) o extraviadas, explosivos, narcóticos, especies animales protegidas…
Destinado oficialmente a Cuerpos de Bomberos, Policías, Ejércitos, Protección Civil…, está considerado un gran avance científico y operativo para la Humanidad, y ha sido fruto de 12 años de arduo estudio e investigación científica sobre Aprendizaje y Conducta del Perro de Búsqueda por Jaime Parejo García, Bombero de Sevilla (España) creador del Sistema, que consideró ultimado en octubre de 1994 y que decidió bautizar con el mismo nombre del que fue uno de sus compañeros caninos, Arcón, con objeto de homenajearlo e inmortalizarlo, que si bien no fue el único ejemplar con quien compartió sus investigaciones, sí con quien culminó la creación de su Sistema.
INFORME BÁSICO INTRODUCTORIO :
EL DESTACADO RECONOCIMIENTO OFICIAL E INTERNACIONAL AL IMPORTANTE AVANCE CIENTÍFICO Y OPERATIVO DEL MÉTODO ARCÓN
Jaime Parejo analizó minuciosamente desde el principio, todos los sistemas existentes para la formación e intervención de perros de búsqueda (francés, alemán, suizo, americano…), constatando que basicamente se limitaban a la simple aplicación del condicionamiento operante (descubierto por Frederic Skinner, basado en que toda conducta reforzada positivamente tenderá a repetirse), el condicionamiento clásico descubierto por Ivan Pavlov, el moldeado por aproximaciones sucesivas y la instauración, en mayor o menor medida, durante la conducta canina de búsqueda, de ciertas órdenes direccionales.
Si bien es cierto, que estos tipos de principios y procesos básicos de aprendizaje (los más simples mecanismos de aprendizaje asociativo) son logicamente fundamentales e imprescindibles para cualquier tipo de aprendizaje del perro de búsqueda, Jaime Parejo, verificó reiteradamente que resultaban totalmente insuficientes (incluso en aquellos casos que se encontraban básicamente complementados con aplicaciones de la denominada formación canina cognitiva) para la adecuada y operativamente necesaria consecución de un alto y especialmente efectivo rendimiento del ejemplar canino en numerosos tipos de operaciones de búsqueda.
Motivado paralelamente por una fuerte vocación humanitaria y valiéndose además de su especial impulso y capacidad innata para la observación, análisis, generación de hipótesis productivas… respecto al comportamiento animal, afrontaría durante doce años una ardua e intensa labor de estudio e investigación, estrictamente fiel al riguroso protocolo general de investigación científica ( centrado primero sobre la conducta de la especie canina, en general y más tarde en pro de potenciar, al máximo posible, el grado de rendimiento y eficacia del perro de búsqueda en múltiples situaciones).
Un importantísimo reto que por fin ofreció como resultado, a Jaime Parejo, la consecución de sus pretendidos y difíciles objetivos, en octubre de 1994, con la creación de las denominadas, técnicas conductuales Arcón, asociadas al respectivo proceso formativo e incluso a las operaciones de intervención, el método Arcón (que denominó así en honor a uno de sus compañeros caninos).
Debió solventar con una especial firmeza, casi abatida a veces, los frecuentes y arduos escollos propios de semejantes retos de investigación e innovación, en cuyo proceso, por ejemplo, eran numerosas y complejas las variables incidentes que afectaban, voluntaria e involuntariamente, tanto a la investigación observacional como a la experimental, del perro en las múltiples condiciones del trabajo destinado al rescate de personas sepultadas por cualquier elemento y situación.
Realmente implicaban una especial complejidad y dificultad los objetivos planteados desde un principio por Jaime Parejo ( crear nuevas técnicas de formación e intervención que complementadas incidieran positivamente hasta optimizar en lo posible los niveles de autonomía, motivación y concentración en los ejemplares caninos durante el desarrollo de las operaciones de búsqueda de personas sepultadas, (ya fuese en el exterior o en espacios confinados, incluso con nivel de visibilidad nulo y espacio vital reducido a los mínimos valores factibles para el desplazamiento) con objeto de incrementar al máximo posible el nivel de rapidez y efectividad en la búsqueda y rendimiento olfativo por parte del perro.
Considerando que con independencia de que un determinado proceso de investigación, se lleve a efecto aplicando o no, específicamente estudios universitarios, en muchos de los casos lo único realmente valorable, útil, esencial e importante, es alcanzar la consecución de éxito tras la investigación, lograr realmente las metas propuestas, las respuestas a los problemas u objetivos científicos planteados al principio, donde las hipótesis formuladas sean reiterada y suficientemente contrastadas y se verifique rigurosamente que los resultados obtenidos sí consiguen cumplir los objetivos pretendidos.
Su línea de investigación científica estuvo centrada primero sobre la conducta canina en general y más adelante interviniendo sobre los elementos y circunstancias específicas de estudio, relativo a la conducta de búsqueda y detección olfativa, extrayendo datos y valiosa información por ejemplo de la manipulación sistemática voluntaria de variables en las pruebas prácticas o ejercicios con los perros (aunque como antes se citó, no resultando necesario aplicar en ningún momento procedimientos de medición ni técnicas estadísticas), y efectuándose estrictamente una exigente verificación empírica, poniéndose a prueba las hipótesis bajo una rigurosa contrastación siempre a través de la percepción (función psíquica que permite al organismo, a través de los sentidos, recibir, elaborar e interpretar la información proveniente de su entorno) y con la suficiente diversidad y número.
Las numerosas y diversas observaciones, elaboración y verificación de hipótesis, experimentación de campo, constante razonamiento analítico y sintético, análisis de variables y respuestas…, labor científica en definitiva, eran plasmadas, por escrito, en cientos de folios, a modo de obligados borradores (sufría como especial inconveniencia que su apego y conocimiento respecto a la informática eran prácticamente nulos), en diversos periodos de tiempo, durante años, no exentos de imprevisibles paréntesis, y sin importar el momento ( numerosas veces, no dudaría por ejemplo, a cualquier hora nocturna, en incorporarse de la cama, para anotar algún tipo de potencial aporte o modificación a sus acumulados análisis, razonamientos o hipótesis, que su inquieta mente pudiera generar al respecto ).
Obviamente para poder abordar y desarrollar este tipo de investigación y reto creativo, resultaba fundamental, y prácticamente imprescindible disponer además desde el principio, por parte del investigador, de un nivel especial de aptitud específica para la relación, conexión, percepción, sensibilidad, comunicación, interpretación, respecto al elemento clave a tratar en este caso, el perro (aptitud esta que obviamente resulta imposible adquirir suficientemente mediante el estudio y aprendizaje) , así como también lógicamente sería necesario mantener durante todo el proceso una cierta actitud cognoscitiva, perseverante, objetiva, honesta, sistemática, creativa, metódica, de iniciativa, paciente y responsable, un potencial muy específico , que afortunadamente sí acompañaba a Jaime Parejo, en mayor o menor medida, ya desde el principio y respecto al mundo animal, lo cual le permitía fructuosamente ( aunque nunca exento de diversas dificultades y obstáculos) observar, analizar, inferir, profundizar, moldear, elaborar, contrastar…sin rendirse definitivamente hasta la plena consecución de los objetivos, tras varios años, culminando lo que sería un trascendente y original trabajo de investigación y creación personal, cuyos resultados han sido, desde hace años, contrastados, verificados y altamente valorados en numerosos simulacros e intervenciones reales, de carácter oficial, por numerosos especialistas y expertos en Conducta y Aprendizaje de Perros de Búsqueda pertenecientes a diferentes Cuerpos Policiales, Bomberos y Militares.
El conjunto de técnicas Arcón son de difícil y compleja aplicación y están metodicamente interrelacionadas, para incidir optimizando visiblemente, sobre los niveles de autonomía de trabajo ( compatibilizada con una sólida fijación en la conducta de búsqueda ) y de motivación específica ( tanto la intrínseca como la extrínseca ), que a su vez favorecen de forma demostradamente insuperable el grado de concentración de el perro durante el desarrollo de las diferentes operaciones de búsqueda que ha de enfrentar, potenciandose consecuentemente de forma extrema, los valores de necesaria rapidez, rendimiento olfativo, así como la elaboración sistemática de fructuosas estrategias de búsqueda por parte del ejemplar canino, para la detección y localización de personas, explosivos, narcóticos, especies animales protegidas, o logicamente cualquier otro elemento, incluso en situaciones potencialmente adversas, como es el caso de los espacios confinados, con niveles de visibilidad totalmente nulos y dimensiones espaciales para desplazamientos extremadamente reducidas.
En Octubre de 1994, culmina demostradamente, la creación del Método Arcón, habiendo tenido que solventar con una especial firmeza, casi abatida a veces, los frecuentes y arduos escollos propios de semejantes retos de investigación e innovación, en cuyo trabajo, por ejemplo, eran numerosas y complejas las variables incidentes e independientes que por ejemplos afectaban, aleatoriamente de forma voluntaria o involuntaria, tanto a la investigación observacional como la experimental relativa a los ejemplares caninos, las personas intervinientes o la múltiple diversidad de entornos y circunstancias seleccionados y utilizados para los desarrollos de las operaciones de búsqueda.
Fue concretamente en la ciudad andaluza de Sevilla, donde Jaime Parejo consideró ultimado su Sistema, estableciendo ya el nacimiento del mismo, en octubre de 1994, cuando se demuestra, constata y verifica de forma extremadamente sólida, severa, rigurosa y oficial, el alto nivel de efectividad del Método Arcón (superando considerablemente a los medios tecnológicos más avanzados, utilizados, como fue el caso por ejemplo de detectores geofónicos), incluso frente a condiciones especialmente desfavorables en espacios confinados, con su ejemplar canino Arcón, en un curso oficial sobre técnicas de rescate y salvamento en desastres, organizado por la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (Institución oficial docente de la Junta de Andalucía, Gobierno de la citada Comunidad Autónoma) donde el perro, ante la presencia de numerosos Bomberos de Granada, Almería y Sevilla, efectuó diferentes operaciones de búsqueda, bajo la presión de factores adversos de extrema intensidad y diferente naturaleza (odoríferos, espaciales, visuales, auditivos…) manteniendo igualmente, unos niveles óptimos de autonomía, motivación y concentración asociados a excelentes valores en tiempo de localización y pautas de señalización.
Se verificaba reiteradamente, en distintos entornos y situaciones, por diferentes equipos, que los ejemplares caninos, de forma generalizada, habían llegado a alcanzar, demostradamente, en los diversos procesos de búsqueda, y con sólida frecuencia, el máximo rendimiento útil y efectividad posible, desarrollando en todos los casos fructuosas estrategias de búsqueda y una aplicación sostenida y extremadamente intensa de su dispositivo olfativo, optimizándose así los valores esenciales como son el nivel de rendimiento útil detector y la rapidez de localización, objetivos todos, marcados desde el principio por Jaime Parejo, y que seguidamente se constatarían plenamente frente al desarrollo de numerosas operaciones de intervención reales, efectuadas oficialmente por equipos caninos de diversas Instituciones, siendo las pioneras los Cuerpos de Bomberos de diversas ciudades andaluzas.
El método Arcón y su autor Jaime Parejo fueron oficialmente reconocidos el día 13 de noviembre de 1998, con el importante Primer Premio a la Investigación Científica, ( relativa a la especie canina ) por la Real Sociedad Canina de España ( Institución de carácter oficial, declarada de Utilidad Pública y miembro de la Federación Cinológica Internacional ). En el Acto de entrega oficial se encontraban presentes diversas personalidades del mundo político y cinológico de Puerto Rico, Costa, Rica, Alemania, Rusia, Inglaterra, Estados Unidos, Portugal ,España… destacando por ejemplo la presencia de su Alteza Real la Infanta Dª Alicia de Borbón. El Jurado Científico, integrado por un Equipo de cinco Doctores seleccionados en base a su reconocido y elevado prestigio profesional, acordó unanimemente otorgar a Jaime Parejo, el Primer Premio a la Investigación, por su trabajo científico «Arcón, un nuevo método para la formación del perro de salvamento en catástrofes», trás valorar fundamentalmente el especial carácter novedoso e importante grado de aporte a nivel científico, del método Arcón.
En el mismo año, de conformidad con lo dispuesto en el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de Abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual y tras obtener calificación jurídica favorable, se aprueba con nº 1998/41/12727 del 5 de mayo de 1998 , Ministerio de Educación y Cultura de España, que el método Arcón quede legalmente inscrito, registrado y protegido, como novedosa obra científica, cuyo autor es D. Jaime Parejo García, en el Registro General de la Propiedad Intelectual con nº 23474.
En 1999 Jaime Parejo publica un libro, difundido internacionalmente, titulado “El Nuevo Libro del Perro de Salvamento, Formación Método Arcón”, que incluirá la innovadora síntesis del método Arcón.
El día 3 de mayo de 2002, el método Arcón y su autor Jaime Parejo, reciben el Reconocimiento público del Comité Científico y la Comunidad Internacional Veterinaria de Veterinaria Organización. Y en el 2003, la síntesis del método Arcón es seleccionada por el Comité Científico de Veterinaria Organización, reconocida Organización profesional y científica de carácter internacional, para formar parte de su respectivo II Congreso Virtual Internacional Veterinario.
El 16 de marzo de 2003, Jaime Parejo imparte Conferencia en Chile, relativa al carácter científico e innovador de las técnicas conductuales método Arcón, en la Escuela de Psicología de la Universidad del Mar, Iquique, Chile.
Javier Castroviejo Bolívar, doctor en Biología, de reconocido prestigio internacional, miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, entonces Presidente del Comité Español del Programa el Hombre y la Biosfera y la Red IberoMAB de la UNESCO, en nombre y representación de la citada Institución , certificó oficialmente el día 10 de septiembre de 2003, textualmente, que el citado Comité desea apoyar y reconocer de forma expresa al Método ARCÓN, Sistema de formación e intervención para Equipos Caninos de Rescate en Catástrofes, así como el Curso Método ARCÓN de Rescate Canino en Catástrofes (Nivel I y II) .
En el 2004 la revista científica REDVET, de reconocida importancia a nivel internacional, seleccionó por su respectivo Comité Científico Internacional el artículo científico Definiendo el Método Arcón ( Autor : Jaime Parejo García ) , publicándolo en el citado año, artículo este, que sería el primero aunque no el único, original de Jaime Parejo, que sería publicado por esta revista electrónica que es el medio oficial de comunicación científica de Veterinaria Organización y cuyos artículos son incluidos en las más importantes Bases de Datos para divulgación de la investigación científica, como son por ejemplos las del Centro de Documentación e Información Científica ( CINDOC ) del Ministerio de Educación y Ciencia, la del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ( CSIC ) o de la Red de Revistas Científicas Españolas REVICIEN, Plataforma financiada por el Ministerio de Educación y Ciencia, para la difusión online de las principales publicaciones científicas editadas en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.