Propuestas de valor

 

Las soluciones en materia de seguridad ciudadana generalmente comportan un uso intensivo de los recursos humanos. Las tácticas consistentes en la saturación de zonas problemáticas con numerosos agentes policiales o militares provistos con una dotación tecnológica mínima (reglamentaria), son aplicadas con frecuencia en nuestros países. De esta forma, se intenta transmitir  a la población el mensaje de que allí sí hay gobierno. Pero la gente sabe que en el fondo hay una pantomima, un fingimiento que terminará cuando se agoten los recursos presupuestarios. Entonces, los agentes volverán a sus cuarteles y el gobierno “real” volverá a tomar las calles. En el sector privado, las cosas tienden a ser distintas. El recurso humano es cada vez más costoso. Por eso hay que potenciar al máximo su efectividad, mediante la incorporación  de tecnologías. En un momento  determinado, las tecnologías se adueñan de los espacios, y los oficiales de seguridad aparecen solamente cuando se plantea una contingencia. Este es el extremo opuesto a la situación descrita en el párrafo anterior. Las propuestas de valor que conforman esta parte del libro son el producto de años de discusión y análisis de las necesidades de la población en materia de seguridad. Estas propuestas están basadas en la aplicación de la Plataforma de Coordinación. Fueron diseñadas pensando en el logro de una sinergia entre lo humano y lo tecnológico, aplicada a distintos espacios públicos y privados. La idea es que ambas concepciones se encuentren en un punto intermedio, y se adapten alas realidades específicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.