El narcotráfico y la aviación civil venezolana

El primer apoderamiento de aeronave con las características de robo, se produjo el 6 de enero de 1984 en Paramillo, estado Táchira. Y el primer secuestro de avión se produjo el 17 de julio de 1.984, cuando se llevaron la aeronave YV-2146P del aeropuerto de Acarigua. Con estos actos los secuestradores pretendían apoderarse del aparato y liberar posteriormente a los pasajeros, sin pedir rescate por ellos.

No obstante, los narcotraficantes mejoraron su modus operandi, realizando el secuestro del helicóptero YV-356C en Guanare, al que trasladaron luego a Colombia. La tripulación fue entregada a la guerrilla y los plagiarios pretendieron cobrar rescate por su liberación.

A partir de 1999, el gobierno de Hugo Chávez inició un acercamiento estratégico con la guerrilla colombiana para disminuir las agresiones contra la población venezolana. Se produjo un cambio del procedimiento en el que delincuentes comunes asociados a la subversión realizan secuestros en Venezuela para entregar a los secuestrados a grupos disidentes de las guerrillas, y que ésta inicie las negociaciones.

Los disidentes pueden ser una solución en apariencias a la continuación del mismo modo de operar, para darle satisfacción a los deseos de los ingenuos que creen o simulan creer en esta nueva patraña. El poder que tienen, su inmoral consigna de que el fin justifica los medios, y su vida en clandestinidad dificultan creer en lo que dicen, hacen o prometen que harán.

La problemática del secuestro aéreo está llena de enigmas y dificultades. Sin embargo, las estadísticas de los próximos gráficos nos permitirán analizar el desarrollo de este fenómeno.

A partir de 1958 hasta el año 2000, se ha producido un total de 109 secuestros aéreos, además de unos 20 intentos sin éxito. En el gráfico 1 podrá notarse que entre 1958 y 1963 ocurren cinco secuestros. No hubo ninguno entre 1964 y 1967. Pero entre 1967 y 1973 se presentaron 8 casos. Luego, desde 1974 hasta 1979 no hubo nuevos casos. Pero observamos que a partir de 1980 se produjo un incremento en el promedio (casos por año), que venía siendo de 1,08 en los años en que hubo alguno y pasó, del 80 al 85, a 1,33. Luego, a partir de 1986 y hasta 1999, se elevó en 2,5.

Esta evolución numérica, nos indica que el problema en general se ha ido agudizando. Los autores de los secuestros en el tiempo entre 1980 y 1999, que son 46, de acuerdo a nuestras informaciones se dividen aproximadamente así:

Guerrillas

Narcotráfico

Guerrilla y

narcotráfico

Hampa

común

Desconocido

5

26

9

3

3

 

El ritmo de crecimiento entre 1980 y 1989 fue de 14 casos, mientras que entre 1990 y 1999 se produjeron 31 casos. En el gráfico 2 observamos cómo el narcotráfico amplió cronológicamente su influencia.

Las autoridades relacionadas a la seguridad aeroportuaria deben analizar los siguientes gráficos que nos permiten concluir cuáles son los meses, días, día de la semana y horas de mayor incidencia.

Aunque estos datos no son infalibles, al menos indican que por alguna razón hay ciertas coincidencias que merecen algún grado de atención. Analizando estos datos y asociándolos a alguna otra circunstancia puede precisarse las razones de lo que parecieran ser sólo coincidencias.

Entre el gráfico 3 y el 7, si asociamos tiempo y espacio podremos observar cómo y dónde el fenómeno del secuestro ha penetrando en el territorio venezolano. Y veremos además las diferencias entre la incidencia en los estados afectados por el secuestro aéreo, con respecto a aquellos que hallaremos impactados por el secuestro de personas. Las explicables imprecisiones mantienen los órdenes de magnitud y la proporcionalidad de las relaciones entre sus cifras.

Finalmente, agregamos el factor humano, ya que en el curso de todos los secuestros aéreos 1075 personas fueron secuestradas, entre ellas hubo 8 heridos, 15 muertos (1,4 %) y 2 desaparecidos.

En estos mismos acontecimientos participaron 220 secuestradores, de los que uno resultó herido y cinco muertos (2,3%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.