La evolución del crimen

           La situación no deja de ser preocupante. Los secuestros express son una expresión del desarrollo de la mentalidad criminal. Por ejemplo, el día en que la banca detectó que ciertos instrumentos financieros eran fáciles de ser duplicados, se inventó la tarjeta de débito. Pero hoy también puede ser copiada. Pese a la serie de controles que impone la banca para los cheques y las tarjetas, la delincuencia trata de copiarlos, lo cual demuestra que esas formas de proceder son parte del desarrollo criminal de la situación. En los secuestros sucede igual.

            Al analizar las razones por las cuales se han presentado cierta cantidad de situaciones de rehenes en los últimos diez años, se debe tomar como referencia el momento cuando nacieron las policías municipales. Fue exactamente hace diez años y como consecuencia de un requerimiento de una ciudadanía que exigía una pronta respuesta ante el auge delictivo, debido a la ineficiencia de las demás policías. Hoy por hoy, los cuerpos municipales han mejorado su capacidad de respuesta. Pero, en esa misma medida, al llegar al sitio del hecho antes que los criminales escapen, se originan las situaciones de rehenes.

            El caso del Urológico San Román en Caracas fue para Venezuela lo que representó el caso Munich para Alemania, porque se considera la experiencia que marcó la era de los secuestros con rehén en el país. A partir del hecho, ocurrido en el año 1995, un grupo de funcionarios recibió entrenamiento especial para enfrentar ese tipo de situaciones en Estados Unidos (Luisiana, Washington, Nueva York, etc.), Alemania, Francia, etc . En esos lugares les fue entregado el Manual de manejo de crisis, que es lo que hoy en día se aplica en cada operación.

            Entre San Román y lo ocurrido tiempo después en la población de Cúa (Estado Miranda) se evidencia una gran evolución. En el primero, los funcionarios no tomaron las normas de prevención, no sabían en qué sitio debían estar, reinó el desorden, la coordinación fue desastrosa, todos los presentes tenían armas en la mano. En Cúa, todos los funcionarios policiales estuvieron centrados, los únicos con las armas en mano fueron los funcionarios del grupo BAE, sólo el negociador habló con el delincuente y la situación se mantuvo bajo perfecto control.

            Muchas personas se preguntan por qué antes no se veían casos con resultados exitosos. La respuesta está en la evolución de las policías. Tiempo atrás, la Policía Metropolitana resultaba ineficiente. Por eso aparecieron las policías municipales. Hoy en día, la ciudadanía llama y existe capacidad de respuesta. Al mejorarla existen muchas más probabilidades de que un robo se convierta en una situación de rehén. Es lo que sucede en la mayor parte del mundo: la policía se presenta en cuestión de minutos y sorprende a los delincuentes en la mitad del acto, por lo que estos someten a gente ahí presente para ver cómo salen del problema. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.