El paso crucial: la negociación

Existe varios tipos de negociaciones:

        1.- Directa: se lleva a cabo en el mismo país y existe una comunicación directa entre las autoridades y los secuestradores.

        2.- Indirecta: el secuestrado se puede encontrar en otro país. Los negociadores extranjeros tienen entonces un rol primordial. También se lleva a cabo en el mismo país, pero se requiere de un intermediario.

        3.- La negociación de secuestrados vivos: se asume que todos o parte de los secuestrados está con vida.

        4.- La negociación de los cadáveres de los secuestrados: existen negociaciones sobre este tema. Dependen de la cultura del país y del precedente que se desee crear (para evitar el asesinato de los secuestrados y aun recibir los mismos beneficios).

        La relación entre el ámbito criminal y el terrorismo requiere de una coordinación entre los organismos policiales y militares de una alta exigencia, tanto individual como en equipo. Si el Estado percibe a este problema como una amenaza a los objetivos nacionales, entonces requiere de una atención nacional.

         En las situaciones creadas por el hampa común, podemos distinguir dos tipos de secuestros criminales:

       1.- No planificado: se inicia con un robo que se complica, un preso que captura a un rehén en la cárcel o al escaparse, por oposición a un arresto o por oposición a una decisión judicial.

       2.- Planificado: se trata de un evento rápido. Los organismos de seguridad no se enteran hasta culminado el incidente. El secuestrador no tiene interés en atraer la atención pública. Por ejemplo, el secuestro express.

     En los casos de secuestros terroristas se tiene como finalidad causar un daño de magnitud al Estado, generar un beneficio a la organización terrorista y/o llamar la atención de los medios de comunicación

       También se desea manifestar una inquietud política al exigir la liberación de presos, resaltar sus derechos humanos, por venganza y por obtener logros políticos como lograr la independencia del país.

       Igualmente, los terroristas pretenden crear un ambiente de inseguridad y de terror en la población como mecanismo de presión a las autoridades, para demostrar a los otros organismos terroristas su capacidad de ejecución y lograr recursos para remunerar a los patrocinantes del organismo al cual pertenecen.

        En los secuestros por los terroristas, las probabilidades de secuestrados heridos y muertos son mayores y, generalmente, se trata de secuestros de larga duración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.