Descripción del lugar del secuestro

1.- Obtener los planos de edificios, conocer el tipo de construcción, constatar si funciona como almacén y la clase de materiales o mercancías que guarda, ubicar obstrucciones internas, etc.

2.- Precisar los accesos que ofrezcan seguridad, puntos de entrada, rutas de entrada y salida.

3.- Si el edificio se puede aislar, hay que saber dónde se encuentran los controles de los servicios esenciales. También las facilidades para comunicaciones existentes en el edificio.

4.- Los aspectos que no se sepan, solamente pueden ser previstos por especulación o adivinanza. Cada vez que se adivine mal se puede multiplicar las oportunidades de errar y de aumentar el peligro.

5.- Realizar sesiones de discusión cuando se haya resuelto el incidente, lo que surtió o no efecto y por qué. Mantener por escrito los conocimientos obtenidos es más importante para que la próxima vez sea más fácil el manejo de una situación de rehenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.