Presidente Nicolás Maduro ordenó detener a responsables de violencia antichavista

El presidente Nicolás Maduro ordenó detener a las personas presuntamente involucradas en la violencia generada por el antichavismo el pasado 15 de abril, que fueron mostradas en un video difundido ayer por el ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres. El Jefe del Estado precisó que se trata de quienes aparecen en el audiovisual «pidiendo dinero a un estadounidense, a un gringo, para violentar las ciudades del país. He dado la orden de que los detengan de manera inmediata» porque «aquí nadie puede estar embochinchando el país». Durante el acto de entrega de 134 apartamentos -de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV)- en el barrio El 70 en El Valle, enfatizó su llamado a la colectividad: paz con justicia, justicia con paz. «Ya está capturado el gringo que financiaba a los grupos violentos» y será enjuiciado en Venezuela, precisó posteriormente, en transmisión conjunta de radio y televisión. El Mandatario recalcó que la oposición no ha impugnado el proceso electoral porque no tiene las pruebas para ello, y por eso optó por el camino violento, con ataques contra centros de salud que no cometieron ni siquiera las peores dictaduras latinoamericanas. Explicó que «todo el mundo tiene derecho a pataleo», pero hizo una advertencia: «Cuidado hasta donde llega el pataleo burgués fascista». Maduro llamó a seguir trabajando por la construcción del país. «La patria buena nace es del trabajo», subrayó. «Qué fraude va a haber aquí, chico», si es el mismo sistema electoral con el que han sido elegidos gobernadores opositores, reiteró a la dirigencia del antichavismo. Demandó a la población que no se deje inocular el odio fascista ni la violencia. Agradeció a quienes le dieron el voto de confianza y sufragaron por él, y solicitó apoyo a quienes se pronunciaron por otra opción el 14-A. «Violencia cero. Paz, amor. Si ellos (la oposición) hacen bullaranga nosotros hacemos estruendo», planteó. EL FASCISMO DE LA DERECHA El líder bolivariano relató que el uso de las cacerolas como medio de protesta comenzó en Chile, con las manifestaciones de los sectores pudientes contra el Gobierno socialista. Enfatizó que «los que tocaron cacerolas para que se fuera Allende y viniera Pinochet» fueron los primeros que perdieron a sus hijos cuando se impuso la dictadura. Invitó a todo el país al trabajo y acusó a la derecha de vaga. A las y los estudiantes los conminó «a estudiar», a las maestras y a los maestros los convocó «a formar». Llamó a todo el país «al trabajo creador por la patria». Maduro advirtió que, de haber tomado el poder, la burguesía hubiese asesinado a miles de personas, y la mejor prueba de ello es que, luego de ser derrotada en las mesas de votación el 14 de abril, atacó centros de salud. «Si la derecha fascista da un golpe de Estado y toma el poder en Venezuela, le va a quitar el derecho a la vivienda» a quienes esperan por su hogar, alertó. Solo con el pueblo movilizado y activo se puede garantizar la continuidad de la Revolución, sostuvo. El Mandatario solicitó ampliar la brecha entre chavismo y oposición. «La fuerza de la Revolución es infinitamente mayoritaria» que la de la contrarrevolución, manifestó. Además «votar contra la patria es como pegarle a su familia», comparó. El Presidente recordó que ayer se cumplió un aniversario del primer referendo consultivo realizado en la historia del país, con el que 74% de la población apoyó la idea del comandante Chávez de convocar una asamblea constituyente. «Esa es historia viva», enfatizó. El Presidente aseveró que, de las 18 elecciones efectuadas en la Quinta República, la Revolución ha ganado 17. EN EL CORAZÓN DE EL VALLE Maduro encabezó la entrega de 134 apartamentos en el urbanismo Corazón de mi Patria, en El Valle. La jefa de Gobierno del Distrito Capital, Jacqueline Faria, destacó que son 134 familias más 28 beneficiarias del plan SUVI (sustitución de viviendas). La servidora pública contó que se han hecho 48 asambleas para debatir sobre diversos temas. «La comunidad ha ido detectando las necesidades de empleo y va aportando la mano de obra», detalló. Faria dijo que se requiere una casa comunal, mejorar la vialidad y hacer una escuela para 250 niñas y niños. El alcalde caraqueño, Jorge Rodríguez, confirmó que ya está listo el terreno para el plantel y que la obra se agilizará porque ya cuenta con el visto bueno del Presidente. El Jefe del Estado lamentó que las personas beneficiadas de la GMVV sean invisibles para la burguesía y para los medios de comunicación. «Ellos invisibilizan los logros y avances de la Revolución», cuestionó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.