En el primer trimestre de 2013 han sido incautadas 8,2 toneladas de drogas

En el primer trimestre del año 2013 han sido incautadas 8,2 toneladas de diferentes drogas, informó la jefa de la dirección contra las drogas del Ministerio Público (MP), Yemina Marcano. En las zonas fronterizas «se incautan grandes cantidades de droga», acotó. En cambio en Caracas, Carabobo y Guá- rico es mayor la incidencia en flagrancia, apuntó Marcano, durante el programa de radio En sintonía con el Ministerio Público, transmitido por Radio Nacional de Venezuela 630 AM en la capital del país. Hay 45 despachos fiscales especializados en la materia, 40 de los cuales son regionales, señaló. Una parte de su trabajo es la prevención del consumo (con cursos y charlas sobre el daño que causa el consumo), pero también la acción penal contra las drogas, a fin de dar respuesta a las denuncias y las investigaciones. Este punto incluye el aseguramiento de los bienes relacionados con el delito, destacó Marcano. PARA PRESENTACIÓN EN FLAGRANCIA En diciembre del año pasado se creó la unidad psiquiátrica y psicológica de atención inmediata a la consumidora y el consumidor de drogas, para «dar respuesta a la comunidad» y para que los fiscales tengan las herramientas necesarias. Antes de la unidad «el fiscal no tenía las herramientas para el momento de la presentación en flagrancia», detalló. Ahora, las personas retenidas con pequeñas unidades de droga pasan a la unidad y allí son evaluadas; así la o el fiscal puede exponer el informe, a fin de que la persona sea tratada como consumidora y no como traficante. En la unidad, ubicada en el Palacio de Justicia, han sido atendidos más de 700 usuarias y usuarios, puntualizó Oscar Adrián Velásquez, coordinador de la institución. Las personas aprehendidas son sometidas a una experticia para establecer «su conducta relativa al consumo o no de estas sustancias», precisó. Se determina si la persona «ha estado consumiendo», si tenía «una pequeña cantidad de drogas» o si se declaró consumidora, para determinar «que la persona puede ser sujeta de esta evaluación». Cabe recordar que «estas personas son retenidas por los órganos policiales cuando ya hay una actitud previa» o porque se declararon consumidoras. La experticia «debe ser expedita», porque el fiscal necesita el examen para la presentación ante el tribunal, especificó Velásquez. La o el profesional de la salud presenta su informe por escrito para poder pasar a la audiencia con la jueza o el juez de control. La unidad trabaja todos los días del año, incluso feriados: «Los 365 días del año la unidad está abierta para atender los casos de flagrancia» sobre consumo de drogas. Se atiende entre 7:00 am y 7:00 pm en los estados Miranda y Vargas, además del Distrito Capital. En más de 98% de los casos «se encuentran los criterios suficientes» para un diagnóstico positivo, acotó. Además, se determina si hay otros problemas médicos, como diabetes, hipertensión, lesiones físicas o algún trastorno psiquiátrico. El tribunal, con base en el documento, acuerda la presentación de la persona en un centro de atención, enfatizó Marcano. La familia debe asumir el compromiso y el acompañamiento «para que esto se lleve a un feliz término» y que se logre el cambio de comportamiento. Velásquez aclaró que los casos de familia -no relacionados con el sistema de justicia- deben ser atendidos por el sistema nacional de tratamiento de las adicciones, creado para las y los pacientes consumidores de drogas, que incluye los centros de orientación familiar. «La familia tiene que rescatar los valores hacia adentro», con la comunicación y el afecto, porque «es base para la prevención de este flagelo que nos ataca», reflexionó el especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.