Tecnología para estar seguros

Una de las principales fuentes de sobresalto tiene que ver con el hecho de sentirnos inseguros en nuestro propio hogar, por ello desde hace tiempo los barrotes y las rejas se multiplican. Pero gracias a los avances en materia electrónica, digital y de telecomunicaciones, cuidar nuestra residencia puede resultar cada vez más simple y sofisticado.
Estuart Rodríguez, representante de la empresa especializada Protección Titanium 2948, explica que el cerco eléctrico acompañado del circuito cerrado de TV es la solución idónea para brindar seguridad en cualquier espacio donde se instale.
El cerco le impide al maleante entrar al área resguardada, pues una descarga eléctrica lo paraliza -sin ocasionarle daños severos-. Al mismo tiempo, se disparará una sirena que alertará a los vecinos, lo cual les dará tiempo valioso para llamar a los organismos de seguridad.
El sistema consiste en una valla de alambre conectada a una central eléctrica junto a un energizador que transforma la corriente de 110 V, manteniendo un alto voltaje pero reduciendo el amperaje, y a su vez, un sistema de alarma que se activará al percibir un cambio o irregularidad en el circuito eléctrico.
Rodríguez explica que pocas veces el sistema puede ser activado por animales merodeadores, y que en caso de fallar el suministro eléctrico, cada central cuenta con una batería que permite su funcionamiento durante dos o tres días más. Al retornar la corriente, esta se recarga automáticamente.
Un estimado para la instalación de entre 50 y 100 metros lineales de cerco ronda los 18 y 19 mil bolívares, y toma unos dos o tres días, de acuerdo al especialista. Posteriormente, una vez al año la empresa hará el mantenimiento respectivo.
Sonríe, ¡te graban! ¿Qué pasa si el delincuente pretende entrar junto al vecino?
Contra ello, Rodríguez recomienda las cámaras de seguridad, que permiten obtener imágenes al instante, pausarlas, acercarlas y monitorearlas prácticamente desde cualquier pantalla y dispositivo con acceso a Internet.
«Luego de la instalación, le damos al condominio la dirección IP del DVR (donde se almacenan las imágenes) y los vecinos pueden ver lo que transmiten las cámaras desde cualquier parte del mundo», agrega.
La instalación del sistema básico de cuatro cámaras con todo el equipamiento necesario cuesta alrededor de 28 mil bolívares.
Sugiere colocarlas, por supuesto, en áreas estratégicas, para facilitar las actividades de monitoreo por parte del vigilante.
Otros dispositivos complementarios: sensores de movimiento, de apertura, botones de pánico y -por qué no- hasta pitos; lo importante es que los vecinos estén organizados y mosca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.