Trajeron tropas para Patria Segura

Para cumplir con las exigencias del plan Patria Segura, el Ministerio de la Defensa tuvo que llamar a contingentes de tropas emplazadas en el interior del país.
Soldados del Ejército y de la Guardia Nacional llegaron este fin de semana a las unidades a las que fueron reasignados.
Pero ayer en la mañana no salieron a las calles, como era lo anunciado. Tuvieron que esperar en formación durante varias horas en el Patio de Honor de la Academia Militar, hasta que el presidente Nicolás Maduro dio por iniciado el dispositivo de seguridad, a las 3:00 pm.
Fuentes militares indicaron que el territorio caraqueño fue asignado al Ejército, la GN y la Milicia, casi en los mismos términos fijados en 2010 con el lanzamiento del Dispositivo Bicentenario de Seguridad.
Los soldados del Ejército, sin embargo, no sólo estarán en Coche sino que también complementarán a la GN en El Valle. Los guardias nacionales, al menos en estos días, tratarán de cubrir los puntos de la parroquia Petare (cuya extensión es de 40 kilómetros cuadrados), donde se reporta la mayor criminalidad.
También les ordenaron complementar a la Policía Nacional en la vigilancia de la carretera vieja a La Guaira, y eventualmente hacer circuitos de patrullaje nocturno en El Hatillo para frenar la acción de secuestradores.
Regreso a Baruta . Luego de varios meses de ausencia la GN volvió a Las Minas de Baruta.
Ayer al mediodía los vecinos de la zona se acercaban a saludar a los uniformados, mientras estos terminaban de instalar el «centro de apoyo ciudadano» que coordinará las acciones de 50 guardias en los sectores Las Minas, La Cruz y El Rosario, donde últimamente han ocurrido varios robos y homicidios.
Los residentes coincidieron en que los militares no podrán quedarse en un solo sitio, pues de lo contrario también serán pasto del hampa.
Nubia Delgadillo, por ejemplo, les recomendó que vigilen la salida de los estudiantes del Colegio Americano. Dijo además que los fines de semana hay que controlar la presencia de grupos de motorizados que bloquean las calles para hacer festines, en los que supuestamente venden bebidas alcohólicas y drogas.
«Esto era tranquilo, pero se desordenó ahora que vino gente de Catia y del 23 de Enero. La policía no se da abasto o no aparece. Estamos desasistidos», expresó.
Una de las últimas víctimas conocidas en Las Minas fue Roberto Guerra, dueño de un mayor de bebidas gaseosas y jugos. El 2 de mayo su local fue asaltado por primera vez este año y decimoquinta desde 1991. Ese día, casi a las 6:00 pm, cuatro menores de edad irrumpieron en la tienda para llevarse 20 paquetes de cigarrillos y el dinero de las ventas del día.
«Me parece bien que vengan los guardias. Pero que no se queden allá, sino que vayan a cortar la salida de los delincuentes. Aquí se van por el sector La Coromoto», señaló.
Presencia extendida . Apenas ayer eran conocidos entre los efectivos de tropa los lineamientos de la «orden de operaciones», correspondiente a este plan. Esto indica que sólo hasta última hora fueron delineados aspectos logísticos tales como la magnitud de la tropa necesaria y los medios que usarían para mantenerla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.