La CHET cuenta con nuevos módulos policiales y sistema de videovigilancia

El secretario general de gobierno del Ejecutivo carabobeño, Miguel Flores, activó ayer el sistema de seguridad especial en la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera (CHET) de Valencia, que contempla cuatro módulos policiales y una red de video en varios puntos del recinto. Flores informó que hace 15 días el gobernador Francisco Ameliach había instruido sobre la instalación de los cuatro módulos. «Estos vienen a fortalecer todo lo que es un sistema de seguridad que tenía la CHET. Cada módulo tendrá cuatro cámaras». Este avance es importante en este lugar, que son cinco hospitales en uno, puntualizó. «Aquí se atienden más de 1.200 pacientes diarios y el volumen de personas que asisten es de verdad importante. Por eso hay que ser contundentes con la seguridad», apuntó. Explicó que se dispusieron de 50 efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Policía Nacional Bolivariana (PNB) y Policía de Carabobo. «Aspiramos a que en los próximos días se incorpore la policía municipal. Se superarán los 60 efectivos en la zona». «Disponemos, por ahora, de cuatro motos y estamos pidiendo cuatro más para el patrullaje interno. La solución está llegando a la CHET. El gobernador tiene su palabra comprometida en cambiar para bien este hospital», sostuvo. Flores destacó que cada módulo posee aire acondicionado, un dormitorio, monitores de las cámaras, computadora, dispensador de agua, microondas, nevera y baño. «Es decir, un conjunto de requerimientos que permiten que los policías trabajen en condiciones adecuadas», agregó. Los nuevos espacios estarán enlazados con el Plan Patria Segura, indicó. «El pueblo está muy entusiasmado y se ha comprometido en acompañar al gobernador para hacer realidad esta promesa de mejorar la CHET». El funcionario adelantó que se está creando una página para poder conectarse vía internet al sistema. «También se espera que las cámaras sean vinculadas al servicio de atención integral y de emergencia 171». «Además tenemos unos compatriotas de las comunidades que ayudarán a los órganos de seguridad. Ya ellos están acá, ahora los vamos a uniformar. Son nómina de Insalud. Los vamos a desplegar para que nos apoyen. Es decir, que entre Poder Popular y los efectivos hablamos de 100 compatriotas en esta labor», adicionó. AVANCES QUE MOSTRAR De acuerdo con Flores, se ha avanzado en estos meses en los trabajos estructurales que se obran en la CHET: «Se ha hecho la sistematización de climatización y de instalaciones eléctricas en los quirófanos». «Hemos hecho mejoras en medicina de adultos. En el área de cuidados intensivos, en el anexo de cardiología. Se harán obras de infraestructura en todas las fachadas, el edificio de pediatría, cardiología pediátrica, unidad de nefrología, unidad de toxicología. Hemos mejorado la atención al público y el sistema de alcabalas, entre otros», apuntó. En cuanto a los servicios, Flores recordó que para Carabobo llegarán en pocos días 160 millones de bolívares, lo cual «permitirá normalizar la operatividad. Una vez que lleguen esos recursos no habrá deficiencias desde el punto de vista de insumos, de los recursos administrativos». En los próximos días se activará, anunció, el sistema de desechos patológicos y biológicos, bajo la responsabilidad de una empresa de la gobernación. «Incluso, ya pedimos un contenedor de 20 pies que permitirá que los desechos biológicos y patológicos estén bien resguardados a fin de que no generen ningún tipo de contaminación». Recordó que en total se invierten 150 millones de bolívares en la recuperación del hospital. «Claro, esta recuperación no la podría hacer el gobierno de Carabobo solo. Esto es una labor de todo el Gobierno Nacional, las empresas del Estado». PROBLEMAS HEREDADOS A su juicio, hace cuatro años este hospital era una calamidad. «Llegó a una situación crítica porque se administró mal este recinto. No es para buscar culpables, pero era una realidad. A este hospital se le negaron los recursos que venían para acá». «Una vez que se hizo la intervención en el 2008 los recursos siguieron llegando a Insalud y los Salas en vez de respetar la cantidad que iba para la CHET los redistribuyeron a otros hospitales. La CHET progresivamente fue perdiendo su calidad, desde el punto de vista de infraestructura, pues no había mantenimientos correctivos ni y preventivos», reprochó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.