Rangel Ávalos dijo que efectivos del Plan Patria Segura reciben un entrenamiento especial

El viceministro de Política Interior, José Vicente Rangel Ávalos, calificó como lamentable el fallecimiento de un joven en el barrio La Bombilla de Petare, así como la muerte de una madre y su hija en el estado Falcón, donde presuntamente están implicados guardias nacionales. Indicó que los hechos son aislados y precisó que el suceso en Falcón, donde estuvieron involucrados efectivos de la Guardia Nacional, no están vinculados a la ejecución del Plan Patria Segura. No obstante, reconoció que los funcionarios se excedieron en sus acciones: «No se puede meter en un mismo saco a toda la institución por el error de algunos». Puntualizó que los militares que participan en el Plan Patria Segura reciben un entrenamiento especial para atender el trabajo de calle. Rangel Ávalos aseguró que el plan tiene resultados positivos porque se ha registrado una disminución de 30% en todos los delitos, gracias a la actuación de los funcionarios de la Policía Militar, Ejército, Guardia Nacional Bolivariana y Guardia del Pueblo. Subrayó que la presencia en la calle de los efectivos no significa que se acabará con el delito, pero comentó que una mayor presencia de efectivos mantendrá a raya a los delincuentes. El viceministro manifestó que el combate a la criminalidad no debe limitarse a resolver los problemas estructurales, sino que además hay que impulsar el trabajo social para detectar el caldo de cultivo de la delincuencia. Reveló que la causa de 66% de los homicidios es el enfrentamiento entre bandas. Señaló que esta es una tarea que obtendrá resultados a largo plazo. Mientras tanto, el Plan Patria Segura se ha desplegado en 18 estados. Elvis Amoroso, presidente de la Comisión de Política Interior, aseveró que el problema de la inseguridad se ha politizado y que en las cifras de muertes violentas difundidas por los medios de comunicación privados se incluyen otras causas de fallecimiento. Recordó que antes de la creación de la Policía Nacional Bolivariana, los cuerpos policiales estaban en manos de los gobernadores y alcaldes. Indicó que las entidades que han registrado el mayor número de homicidios en los últimos 14 años han estado en manos de la oposición, específicamente Miranda, Táchira, Zulia, Carabobo y Lara. DISTINTA FORMACIÓN Juan Carlos Caldera (PJ-Miranda) declaró que la oposición no pretende satanizar el Plan Patria Segura. No obstante, subrayó que los funcionarios militares «tienen una formación distinta a un funcionario policial». A su juicio, el dispositivo forma parte de un plan extraordinario y coyuntural: «Si bien la presencia de funcionarios militares puede tener un aspecto positivo, en cuanto al aspecto disuasivo, pero también prende las alarmas». También se refirió al desarme de la población y aplaudió el acercamiento del ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, con los representantes de la Iglesia católica para lograr la entrega de armas en las comunidades. «Estoy convencido de que en la medida que podamos tener un sistema de justicia eficiente, las otras cosas pueden marchar mucho mejor. Y la reforma de la justicia supone no solo la reforma de los instrumentos normativos, sino además la reestructuración del sistema como arquitectura jurídica, en cuanto al número de fiscales y de jueces», declaró Caldera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.