Capturan en el Táchira a sujeto fugado de dos penales

Un hombre de 41 años, que se encontraba prófugo de la justicia por haberse evadido de dos cárceles del país y poseer seis órdenes de captura en su contra, fue aprehendido la tarde del martes en la localidad de Rubio por funcionarios de la Policía Regional del Táchira.
La información la suministró el director del organismo, Carlos Colmenares, quien destacó que la detención ocurrió en el sector La Victoria.
Dijo que al ser abordado por la policía, el sujeto viajaba como pasajero en un taxi, y presentó una cédula colombiana, la cual al ser chequeada por sistema Sicopolt no registró ninguna solicitud.
No obstante, fue trasladado a la sede policial de Rubio para profundizar en las investigaciones.
«Al ser cotejadas las huellas dactilares, se percataron de que efectivamente el sujeto poseía número de cédula venezolana, identificado como Barrientos J., por lo que procedieron a chequearlo en el sistema de información policial, advirtiendo que poseía seis solicitudes por tribunales de país, dos de ellas por haberse evadido de dos centros penitenciarios», acotó.
Extenso registro delictivo
Comentó el funcionario, que el prontuario policial del detenido inició en 1994 cuando fue detenido por robo y porte ilícito de arma de guerra, siendo recluido en el CPO, sitio del cual se fugó un año más tarde.
«Luego, en el año 2001 fue recapturado en la localidad de San Antonio, de donde es oriundo, por estar involucrado en una cadena de homicidios y secuestros, siendo trasladado al Centro Penitenciario de Lagunillas, en Mérida, de donde nuevamente se fugó en el año 2005», apuntó.
Posteriormente, el 28 de octubre de 2006 fue nuevamente recapturado por comisiones de inteligencia de Politáchira en la localidad de Rubio, específicamente en el sector El Cafetal, quienes lo sorprendieron cuando hacía efectivo el cobro de una extorsión a un comerciante de la localidad.
«En esta ocasión, este antisocial, junto a un cómplice, se enfrentó a tiros con los policías, quedando ambos detenidos, decomisándole a Barrientos dos armas de fuego de alta potencia, además de un chaleco antibalas de fabricación española que usaba», puntualizó.
En esta oportunidad fue sentenciado a 14 años de prisión, acusado de delitos como extorsión, robo agravado, porte ilícito de armas de guerra, aprovechamiento de cosas provenientes del delito, falsa atestación ante funcionario público y resistencia a la autoridad, siendo llevado al CPO.
Pese a la condena, el sujeto estaba libre y cometiendo delitos. Viajaba con frecuencia a Colombia e ingresaba la país sin documentación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.