Inseguridad acaba con la vida nocturna en Caracas

Los autos con las puertas abiertas, la música a todo volumen y los jóvenes que bailaban a un costado de sus vehículos, era algo común en la zona conocida como Las Mercedes, un punto de restaurantes y bares en Caracas, que bien podría tener su símil en la Condesa o la Zona Rosa, de la ciudad de México. Pero, poco a poco ese tipo de escenas han desaparecido. Aunque las luces neón siguen alumbrando la oscuridad, esa vida nocturna casi no existe. El motivo, aseguran los propietarios de los negocios: la inseguridad. Según la última encuesta del Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD), el 75 por ciento de la población considera la inseguridad como el principal problema. Algo que se refuerza con las cifras: 25 mil homicidios y 500 secuestros denunciados en un año, 528 robos violentos al día… «Antes todo esto estaba full, no había forma de encontrar lugares, pero con la inseguridad ahora las cosas son diferentes, ya hay menos visitantes y menos ventas,» dice Antonio Luces, dueño de un bar ubicado al este de Caracas. Según cuenta, ya no reúne ni siquiera la mitad en ventas. «A veces juntábamos hasta 40 mil bolos (seis mil 349 dólares) en una noche, ahora a veces no llegamos ni a siete mil (mil 111 dólares)», reprocha. Miedo de salir Iris Ruiz es otra afectada. La mujer es propietaria de un lugar que vende cervezas y pizzas, asegura que antes tenía hasta 20 clientes en una sola noche. Ahora si llegan ocho o nueve lo considera un buen día. «La gente tiene miedo de salir porque ya te roban muy fácil», comenta. Los restaurantes de arepas y chupes (sopas de queso con pollo), o las cervecerías que están abiertos las 24 horas, son los más afectados. «La gente no sale porque le da miedo la inseguridad. Ya en cualquier instante sale un chamo y te roba y te mete un balazo por quitarte tu telefonito o tu dinero», comenta Antonio Luces. Lo peor, dice, es que nunca detienen a los delincuentes. Lo que comenta este hombre, quien desde hace ocho años no había tenido tan malas ventas, refleja las estadísticas de la Organización de Jóvenes SOS Venezuela: 92% de los delitos quedan impunes. En 2013 el Observatorio Venezolano de Violencia registró 24 mil 700 homicidios, 14 % más que en el 2012. «La autoridad no investiga, ni busca a delincuentes, lo que quieren es tener controlada a la gente», dice Lucía Pedró de SOS. Yohana Ariva es una joven que trabaja en el Ministerio de Turismo hace más de cinco años. Aunque está a favor del chavismo, acepta que la inseguridad es algo que ha golpeado a los negocios y la vida nocturna. «La gente ya no quiere salir a divertirse. Prefieren comprar una botella de ron, algo de comida y hacer fiestas particulares en sus casas», dice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.