Venezuela fabrica escopeta Soberana

MARIA DANIELA ESPINOZA
EL UNIVERSAL
Desde hace mes y medio, la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim) comercializa entre los distintos cuerpos policiales que existen en el país la «escopeta semiautomática» que han denominado «Soberana».
La información la dio a conocer su presidente, general de división Gustavo Ochoa, quien aclaró que la fabricación del arma está a cargo de una «empresa privada venezolana, autorizada por Darfa», cuyo nombre no precisó.
«Nosotros le dimos las características del arma y la empresa diseñó la escopeta de uso policial. Cavim las compra, les hace los acabados de superficie como los cromados y las somete a control de calidad. La escopeta Soberana es venezolana. La empresa sólo importa las pequeñas que van dentro del conjunto móvil», explicó Ochoa al concluir el Acto Central XXXI Aniversario de Cavim en Fuerte Tiuna.
El alto oficial aseguró que la fabricación de la «Soberana» comenzó en noviembre de 2005 y desde su comercialización, en marzo de este año, hasta ahora han vendido 300 unidades a policías regionales. Aunque no reveló el precio de venta por arma, aclaró que depende del lote solicitado.
Aseguró que el objetivo es involucrar a la empresa privada en la fabricación de armas, para así generar empleo y evitar la importación.
Ochoa advirtió que la decisión del Gobierno de Estados Unidos (EEUU) de prohibir la venta de armas a Venezuela «no los atemoriza».
«Le vamos a demostrar a los países que llevan la tecnología de punta que los venezolanos también sabemos trabajar y podemos hacer nuestros armamentos. No estamos en una carrera armamentista. Estamos buscando tener más creatividad para defender nuestra soberanía», precisó.
Asimismo, Ochoa anunció que la deuda por 31 millones de dólares que mantenía la Compañía con el Estado ahora forma parte del capital social de Cavim.
«Hace 25 años Cavim adquirió unos activos y contrajo unas deudas. Esa deuda el Estado la compró durante el gobierno de Jaime Lusinchi. Desde entonces no se ha pagado. Pero ya logramos su capitalización», explicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *