¿Qué nota le pondría a la seguridad ciudadana?

¿Qué nota le pondría a la seguridad ciudadana?
Comenzaré mi artículo refiriéndome a las palabras dichas por el cardenal Juan Luis Cipriani durante la homilía en la Misa y Té Deum por el 473 aniversario de la ciudad de Lima, donde planteó una gran cruzada entre autoridades, instituciones y la ciudadanía, para frenar la delincuencia y el caos vehicular.
Coincido plenamente con lo dicho por el Cardenal, además, garantizar la seguridad de la población frente a la violencia y a la delincuencia debe ser una tarea permanente para el Gobierno. La criminalidad viene siendo desde muchos años un tema de gran vigencia en el país. Por ello, es importante que tanto el Gobierno/Estado, como la sociedad en su conjunto, comprendan que el fenómeno delictivo es un problema de todos y no sólo de los afectados o de los que podrían ser afectados por algunos factores de riesgo.
En este artículo quiero señalar claramente que todas las clases sociales hoy se ven afectadas por la violencia delictiva. El más claro ejemplo es el accionar de las pandillas juveniles en las zonas de menores recursos del país. El problema se agudiza cuando la delincuencia, al encontrar poca resistencia por parte de las autoridades o de los mecanismos implementados para combatirla, se integra al sistema formal de un país, de diversas maneras, ya sea como organizaciones criminales, carteles de la droga o corrupción política.
Hoy en nuestra ciudad es un hecho incuestionable mas allá de las cifras delictivas que estamos ante un problema que inquieta y atemoriza a la ciudadanía, para comprender el sentimiento de las personas frente a este fenómeno me referiré a un articulo que no pierde vigencia y que fue escrito por el Premio Nobel en Economía el Dr. Gary.s.Becker.
Él señala en su articulo que la importancia de la mejora de vida en los ciudadanos de los EE.UU., no se debe al menor desempleo, ni a la continua prosperidad, sino, mas bien a la considerable reducción de la criminalidad, este hecho ha disminuido el terror de la población de convertirse en victimas de algún hecho delictivo, me adelanto en señalar que es otra realidad a la de Latinoamérica el comentario Va al fondo y no a la forma del articulo.
Por todo ello resulta perentorio actuar con eficacia frente al fenómeno delictivo, comprendamos también que no todo es la acción del Estado, ya que los recursos económicos y humanos siempre serán insuficientes para poder cubrir a cabalidad todas las necesidades de seguridad ciudadana de la población.
Es por ello que desde el año 1998 cuando fundé Aprosec, vengo proponiendo públicamente que la ciudadanía colabore con su actitud, adoptando patrones conductuales de acuerdo a nuestros riesgo en nuestro día a día, además de apoyar a las fuerzas de seguridad publica y demás actores que la integran.
Finalmente, la respuesta la tiene usted ¿qué nota le pondría a la seguridad ciudadana en su ciudad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.