Bolivia justifica cultivo de 3 mil hectáreas de coca

ALVARO ZUAZO
Associated Press
LA PAZ – El gobierno aclaró el martes que un permiso para el cultivo de 3.200 hectáreas de coca en la zona del Chapare, al centro del país, es temporal y que el mantenimiento de esas plantaciones dependerá de un estudio sobre la demanda legal de la hoja.
El ministro de Gobierno, Saúl Lara, dijo que el acuerdo al que llegó el Ejecutivo el domingo con los cocaleros tiene una vigencia de un año, en el que un organismo internacional seleccionado de mutuo acuerdo debe medir la cantidad de coca necesaria para el consumo tradicional.
La embajada de Estados Unidos, en un comunicado de prensa, señaló que entiende que la erradicación no será paralizada, sino que se avanzará hasta dejar temporalmente esas 3.200 hectáreas en el Chapare, donde, según diversos estudios, hay unas 6.000 a 7.000, todas ilegales.
«La erradicación continuará porque los cocaleros explícitamente aceptaron la erradicación de su coca», sostuvo la misión diplomática.
Lara informó que, mediante el convenio, los cocaleros se comprometieron a erradicar ellos mismos las hectáreas que excedan las 3.200.
El acuerdo señala que esa cantidad de hectáreas será distribuida entre los 23.000 afiliados de las seis federaciones de cultivadores de coca, base de la cocaína, del Chapare.
La Ley Antidroga de 1988 prohibe los cultivos en el Chapare y en cualquier otro lugar que no sea Los Yungas, al norte de La Paz, donde el máximo permitido es de 12.000 hectáreas aunque un satélite estadounidense detectó a principios de este año que allí ya hay sembradas 25.000.
El gobierno indicó que el estudio de la demanda debe medir cuántas hectáreas son necesarias para cubrir la demanda tradicional y que si se evidencia que son necesarias más de las 12.000 se permitirá la ampliación de los cultivos de forma permanente.
«Entendemos que las dos partes reafirmaron la importancia de realizar el estudio de la demanda legal de la hoja de coca, que ayudará a proveer una base racional y científica para guiar la política sobre la coca en el futuro», dijo la embajada de Estados Unidos al respecto.
En tanto el líder de los cocaleros, diputado Evo Morales, informó que «hay regocijo general en el Chapare».
«Haciendo cálculos, a cada familia cocalera del trópico le corresponde a un ‘cato’ (1.600 metros cuadrados) de coca y esto es producto de varios años de lucha con los anteriores gobiernos, que estaban sometidos a la embajada norteamericana», agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.