Estallaron en Washington vehículo sospecho de contener bomba

EFE –
La policía llevó a cabo cerca del Capitolio, en Washington, una explosión controlada del vehículo en el que dos hombres dijeron que había una bomba. La explosión se llevó a cabo a las 13.10 horas (17.10 GMT) después de que se hubieran desalojado las calles adyacentes al Capitolio y de que se hubiera llevado a cabo la evacuación de alrededor de 1.000 personas que trabajan en la zona.
Hasta el momento, las autoridades no han confirmado si, en realidad, lo que había en el automóvil era una bomba.
La explosión controlada fue llevada a cabo por equipos especializados en la desactivación de bombas que tras el aviso de la amenaza, inmediatamente se trasladaron a la zona.
Los dos individuos que habían dado cuenta de la existencia de la bomba en el automóvil están siendo interrogados por la policía.
Poco antes de que los artificieros procedieran a la explosión, la policía del capitolio anunció a través de las emisoras de radio locales y a través también de cadenas de televisión como CNN, que se iba a escuchar una fuerte explosión en la zona, pero no fue así.
Las cámaras de televisión mostraron cómo, tras la explosión, se abrió una de las puertas del vehículo, carbonizada.
El automóvil estaba estacionado entre la Calle 1 y la Avenida Constitución, muy cerca del Capitolio.
No obstante, no se procedió a su evacuación porque el automóvil estaba estacionado razonablemente alejado de la sede legislativa de EEUU y no representaba ningún peligro.
El automóvil que se ha visto envuelto en el incidente es un «Chevrolet Impala» del año 2005, de alquiler.
Por el momento se desconoce qué es lo que los dos hombres que anunciaron la presencia de la supuesta bomba han dicho a la policía que los interroga.
Esta es la tercera evacuación que se registra en el centro de la capital estadounidense en lo que va de mes, ya que los pasados días 13 y 7 de octubre ocurrió lo mismo en los alrededores del Obelisco, el monumento a George Washington y uno de los emblemas de la ciudad.
En ambas ocasiones, la policía rastreó la zona y no encontró ningún objeto sospechoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.