Ordenan arrestos por asesinato de fiscal venezolano

EDGAR LOPEZ
EL UNIVERSAL
El tribunal 34 de Control, a cargo de la jueza Alejandra Rivas, ordenó la detención judicial preventiva de la periodista Patricia Poleo, el banquero Nelson José Mezerhane, el general (r) Eugenio Añez Núñez y Salvador Romaní, hijo, en tanto autores intelectuales del homicidio del fiscal Danilo Anderson.
La medida fue acordada a solicitud de los fiscales Gilberto Landaeta, Yoraco Bauza, Sonia Buznego, Turcy Simancas y Hernando Contreras, quienes presentaron doce elementos de convicción contra los afectados.
Según el Ministerio Público, estas cuatro personas participaron en reuniones realizadas entre el 2003 y el 2004, en las cuales se planificó una serie de acciones para desestabilizar al Gobierno Nacional, entre ellas el asesinato de Danilo Anderson, quien era considerado un «objetivo vulnerable».
Poleo, Mezerhane, Añez y Romaní fueron responsabilizados por el delito el delito de homicidio calificado con alevosía y mediante incendio, en grado de sujetos determinadores.
La boletas de encarcelación fueron liberadas a la Disip, pero todos los cuerpos de seguridad del Estado estan abocados a la búsqueda que se inició en residencias y lugares de trabajo de los ciudadanos antes mencionados.
Horas antes, el fiscal general de la República, Isaías Rodríguez, dijo que los autores intelectuales del asesinato del fiscal Danilo Anderson son tantos que cabrían en un autobús, pero que, por lo pronto, tenía «plenamente» identificados a cuatro, que eran venezolanos y que todavía estaban en Venezuela.
Quizás para despistar a la prensa, Rodríguez aseguró que el Ministerio Público no podía impedir que estos cuatro supuestos autores intelectuales del homicidio de Anderson huyeran del país, pues ello implicaría agravar la «condena a muerte» que pende sobre unos nueve testigos que, a pesar de todo, seguían dispuestos a revelar los nombres de los mentores del crimen, cuando se inicie el esperado juicio, probablemente el próximo 10 de noviembre.
«No hemos tomado ninguna previsión. No queremos tomar ninguna previsión, de ninguna naturaleza. Queremos ir al proceso y, con las evidencias que tenemos, que sea el juez el que decida si procede la detención judicial preventiva que vamos a solicitar», insistió el fiscal general, quien advirtió que pudieran ser más de cuatro los aprehendidos.
Explicó que a la Fiscalía le corresponde articular suficientes elementos de convicción respecto de cada uno de los supuestos autores intelectuales. Respecto de los cuatro plenamente identificados (dos de ellos recientemente) no quiso revelar detalles, pero se supone que se trata fundamentalmente de testimonios: «Hay evidencias, hay elementos de convicción, hay articulación de unos hechos con otros».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.