Existen varios elementos claves para manejar una situación de rehenes:

      1.- El director de la operación: cuando las autoridades tengan claro el tipo de situación, primero deben establecer quién es el coordinador de la operación. Por supuesto, es el hombre que conoce la materia, que posee la mayor capacidad para poder entender todo lo que está ocurriendo y con una amplia experiencia al respecto, porque bajo su mando y su decisión quedará el grupo de intervenciones y el grupo de negociaciones.

      2.- El equipo negociador: no es recomendable que un negociador actúe solo. El negociador debe decidir cuándo se realiza la negociación o si debe actuar el grupo de intervención; también determinará cuándo una actividad va a privar sobre la otra. En ciertos momentos, la decisión deberá tomarse en el sitio, al lado de los rehenes, otras veces podrá ser desde un helicóptero, desde donde esté el negociador, viendo el conjunto de la situación y decidiendo los pasos a seguir.

       3.- El equipo táctico: la experiencia recomienda que estos tres elementos hayan recibido entrenamiento en conjunto. Si no forman parte del mismo cuerpo policial, por lo menos requieren de un entrenamiento en común. Por ejemplo, no es lo mismo para el negociador darle la espalda a un francotirador que conoce, que a uno desconocido. El manejo del negociador en el campo de trabajo será en otras condiciones. Sentirá inquietud al tener un hombre armado a su espalda, que puede disparar en cualquier momento, sin saber bajo qué criterio. Por lo tanto, el negociador tiene que estar seguro de que el coordinador y el comando de intervención saben lo que están haciendo en estas situaciones..

      4.- El personal médico y bomberil: si las organizaciones policiales presentes en el sitio no cuentan con médicos propios, podrían solicitar el apoyo a los paramédicos del cuerpo de bomberos.

        5.- El equipo de comunicaciones: es el encargado de mantener interrelacionado a los hombres que atienden a la situación de rehenes con los superiores (el Gobierno, el Estado), con Logística y con cualquier otra unidad que se requiere contactar en ese momento. Para tal efecto, utilizará medios como el radio, el teléfono y el video, entre otros.

       6.- El grupo de respaldo: generalmente, se trata de policías uniformados. Puede ser la unidad pública de la zona donde sucede el hecho, que cuenta con el respeto de la ciudadanía. Su función primordial es crear un cerco inviolable.

         7.- El equipo de logística: una de sus funciones es proveer los alimentos necesarios durante el tiempo que dure la negociación.

         8.- El equipo de inteligencia: su labor es suministrar toda la información posible para que el negociador pueda actuar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.