Comenzó juicio contra etarras

Comenzó juicio contra etarras que planeaban atentado en Madrid
Madrid.- La justicia española comenzó hoy a juzgar a dos miembros de ETA detenidos el 29 de febrero de 2004 cuando se dirigían a Madrid en una furgoneta cargada con 506 kg de explosivos, pocos días antes de los atentados islamistas del 11 de marzo, el cual dejó 191 muertos.
La fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido 39 años de cárcel para Irkus Badillo y Gorka Vidal, que reconocieron su pertenencia a la organización independentista armada vasca y cuyo proceso continuará el viernes.
Declararon que se les encargó cometer un atentado contra una estación de ski en el norte de España, pero el mal tiempo había impedido sus planes por lo que decidieron atentar en Madrid.
Según la fiscalía, querían cometer un atentado en la capital para «sembrar el pánico». Estos dos activistas de ETA han sido citados a comparecer como testigos en el proceso por los atentados islamistas del 11 de marzo de 2004, por los que comparecerán ante un tribunal a partir del próximo 15 de febrero 29 acusados, en su mayoría musulmanes marroquíes residentes en España, reseñó AFP.
Han sido citados por el abogado del marroquí Jamal Zougam, quien afirma que el suministrador español de los explosivos para los atentados de Madrid le había asegurado que esos dos miembros de ETA eran amigos del jefe logístico del comando islamista, autor de la masacre de Madrid, Jamal Ahmidan, muerto el 3 de abril de 2004, en el suicidio colectivo de siete de los autores de estos atentados.
Estos testimonios deberían alimentar la «teoría del complot» muy defendida por algunos sectores de la derecha y los medios conservadores españoles, según los cuales los autores de los atentados de Madrid no habrían sido más que marionetas manipuladas por ETA para desbancar al gobierno conservador de la época.
Esta teoría se apoya especialmente en el hecho de que Vidal y Badillo habían sido detenidos el mismo día en que los autores de los atentados de Madrid transportaban sus explosivos a la capital.
La policía española y el juez encargado de la instrucción del 11-M han descartado cualquier relación entre estos traslados de dinamita, titadyne, en el caso de ETA y Goma 2 Eco, en el caso de los islamistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.