Sistema de Televigilancia Comunitaria

Sistema de Televigilancia Comunitaria
Los sistemas de seguridad electrónica constituyen una solución eficaz para garantizar la tranquilidad de los ciudadanos. En los últimos años, las herramientas y equipamientos utilizados para vigilar determinadas comunidades se han convertido en una necesidad importante, con motivo de los innumerables crímenes, asaltos y violaciones que se cometen diariamente en las áreas públicas. Sin embargo, el auge de la tecnología, en materia de sistemas de seguridad, ha permitido aumentar la tranquilidad y bienestar de la sociedad, a través de soluciones de monitoreo en tiempo real.
Las alcaldías y entidades encargadas de velar por el orden público, deben responder por la seguridad de las comunidades. Sin embargo, éstas deben involucrarse más con el quehacer comunitario, su contexto y proceso, deben complementar su labor con la participación y apoyo de las mismas comunidades. Cada día los altos índices delictivos van en ascenso. Es aquí cuando surge la necesidad de dotar a las ciudades, que también son espacios de convivencia, con mecanismos para combatir la delincuencia y el crimen organizado, y qué mejor forma que hacerlo con la organización de la comunidad popular.
Uno de los factores más importantes de este proyecto es que, precisamente, es la misma comunidad la que debe resolver y satisfacer una necesidad específica, a partir de diferentes mecanismos y procedimientos. Es ella quien conoce de cerca la problemática de inseguridad porque la vive diariamente, es víctima de esa situación o la vida de alguien en particular ha cambiado para siempre, a raíz de la muerte de algún familiar o persona cercana.
De esta manera, cuando los miembros de una misma comunidad comparten los mismos problemas, porque los viven a diario, los pueden resolver mutuamente con la finalidad de que cada uno satisfaga su propia necesidad. Sin embargo, las autoridades deben jugar un papel primordial a la hora de que estas comunidades tengan que enfrentar una situación de emergencia o resolver un problema en particular, entre ambos (comunidad-autoridad) deben formar una red de apoyo con la finalidad de mitigar la situación de violencia que se viva diariamente en un determinado lugar.
Las autoridades deben llevar a cabo programas de formación ciudadana en materia de seguridad, brigadas de proximidad, juveniles e infantiles, unidad de atención a la víctima, entre otras actividades.
El presente proyecto tiene como finalidad abrirle paso al poder comunal, como una vía para que la ciudadanía pueda decidir, planificar, gestionar y controlar los asuntos de inseguridad que competen a su comunidad.
Los delitos que más se presentan en las áreas públicas son los robos a personas y comercios, los hurtos vehiculares, secuestros y asesinatos callejeros. Por este motivo, las autoridades competentes deben implementar un sistema, con ayuda de la comunidad, cuyo objetivo primordial sea devolverle la tranquilidad a una población en particular.
Para el éxito de este proyecto, es importante que exista el sentido de comunidad entre sus miembros, ya que si éstos no se sienten plenamente identificados con ella, que forman parte de ésta, difícilmente se podrá lograr una labor satisfactoria.
Solución basada en tecnología digital
Para la vigilancia de áreas públicas, la técnica digital está siendo muy utilizada. De este modo, la evaluación de sucesos y la correspondiente acción a tomar se podrán llevar a cabo de una forma más rápida y eficaz.
En un sistema de seguridad comunitaria es vital el uso de cámaras móviles y fijas. Sin embargo, todo varía de acuerdo con las necesidades del proyecto y de la infraestructura de la comunidad donde deberán instalarse. Estas cámaras permitirán ver lo que está ocurriendo a kilómetros de distancia, con una excelente resolución y nitidez en la imagen. Cada comunidad, según su presupuesto y requerimientos, desarrollará la infraestructura de televigilancia.
El cerebro del sistema es el centro de comando y control (CCC). En cada comunidad habrá uno de estos centros, el cual será coordinado por operadores de la misma colectividad. A través de él se coordinarán todos los eventos y emergencias que se reporten en cada punto de televigilancia. Las distancia entre las cámaras y la central de monitoreo variará según la extensión geográfica de la comunidad.
Este sistema de televigilancia comunitaria fue concebido para beneficiar a las comunidades, permitiendo a su vez que las personas puedan salir tranquilamente de noche, recorrer las calles sin miedo y que gocen de una mayor tranquilidad.
La tecnología utilizada permitirá desarrollar un proyecto social donde nadie llega, es decir, aquellas áreas críticas e inseguras podrán gozar de un servicio de conectividad, de este modo masificaremos este proyecto con la finalidad de brindarle un valor agregado de contribución a aquellas comunidades de bajos recursos.
El servicio de conectividad que emplearemos para esta solución, permitirá que familias enteras que no tenían la posibilidad de gozar de esta comodidad, debido a su ubicación geográfica u otras causas, puedan hacerlo. La idea es que el sistema de televigilancia comunitaria podamos llevarlo a cabo en zonas populares, para así lograr la interacción entre la comunidad y las autoridades. El gran propósito con este proyecto es lograr la interacción y colaboración entre la comunidad y los organismos de defensa civil, bomberos, autoridades policiales y servicios de emergencia, entre otros.
Cooperación mutua
Esta solución requiere de un esfuerzo colectivo, donde las tareas sean repartidas y compartidas entre todos los miembros de la comunidad. El presente proyecto contribuye al fortalecimiento de las relaciones entre la autoridad, las fuerzas de orden (público y privado) y la misma comunidad ya que, de acuerdo al evento que se reporte en el punto de televigilancia, el operador contactará a la fuerza más idónea (policía, bomberos, servicio médico o social, etc), o reaccionará de acuerdo lo exija el evento.
Las fuerzas actuarán de forma independiente, y sus actividades estarán coordinadas y supervisadas a través de los miembros de la comunidad, quienes monitorearán toda la información desde el centro de comando y control de esa localidad en particular.
A medida que las personas inviertan más en su comunidad, el sentido de arraigo hacia ella será mayor. Cuando hablamos de inversión, nos referimos a participación, solidaridad y cooperación.
Gobernabilidad ciudadana
El programa de gestión (software) le permitirá a la autoridad y a la misma comunidad conocer lo que está pasando en esa localidad, a través de la secuencia de eventos. Se entenderá lo que ocurre en el entorno, a través de los datos generados por el operador, y aquellos testimonios, denuncias, videos y audio generados por el ciudadano o la víctima.
Vigilancia focalizada
La versatilidad de este proyecto permite que las herramientas y procesos utilizados estén adaptados a las necesidades e infraestructura de cada comunidad. Es un proyecto de seguridad comunitaria que contribuye a preservar la seguridad de los habitantes. A medida que éstos se sientan orgullosos y satisfechos de vivir en esa localidad, el sentido de comunidad aumentará mucho más.
Enfoque integral
Esta propuesta enlaza tres ámbitos: tecnología de punta, la cual está disponible en el mercado y ha sido comprobada; el personal, el cual estará integrado por miembros de la misma comunidad. En un principio, estos deben recibir entrenamiento y capacitación con la finalidad de que puedan coordinar toda la información desde el centro de control y saber tratar con el afectado; y finalmente, los procedimientos utilizados están adaptados e integrados a cada comunidad.
Incentivar la participación
Este proyecto será un puente de participación, ya que contribuirá a que las organizaciones y cooperativas comunales puedan laborar y ser partícipes de las actividades concernientes al centro de control. La comunidad tendrá un mayor poder de decisión, compromiso y control de las acciones que se llevan a cabo en sus espacios. Asimismo, los miembros de una determinada comunidad recibirán capacitación para trabajar en este tipo de actividades. Todos estos gastos correrán por la autoridad competente.
Tecnología integrada
En el centro de control se dispondrá de los sistemas necesarios para procesar la información y reaccionar de manera acorde. El sistema de gestión de alarma permitirá recibir las señales, desplegar planos de ubicación y almacenar los eventos; el sistema de intercomunicación facilitará la comunicación de dos vías con el público y/o las fuerzas de orden público; los monitores de video y procesadores de video IP permitirán monitorear imágenes en vivo y revisar las que ya han sido grabadas; y finalmente, las fuentes de poder ininterrumpidas garantizarán la operación continua y protegerán los equipos de posibles fallas en el suministro eléctrico.
Equipo con experiencia
Nuestra experiencia en proyectos de seguridad, basados en centro de comando y control, nos ha permitido establecer contactos con expertos y profesionales del área, llevando a cabo un proyecto de televigilancia para la ciudad de Maracay (Venezuela), con el apoyo del gobernador Didalco Bolívar, el cual minimiza el problema de inseguridad en zonas específicas de la ciudad. A través de este proyecto, se puede gerenciar y verificar lo que está pasando en las zonas más críticas de esta región (intersecciones y redomas, áreas de alto tráfico, edificios de importancia, etc.)
Por otro lado, es importante que entre nuestro equipo de trabajo y la comunidad en general exista una conexión conjunta, una relación de solidaridad y cooperación para que todo fluya exitosamente. De esta forma, la comunidad podrá elevar más su sentido de cohesión y unión entre sus miembros, ya que éstos sentirán que son más “dueños” de ella, porque están luchando y llevando a cabo una labor positiva por ella. La participación protagónica del poder popular, centrado en la ciudadanía como sujeto decisor y gestor, debe ser el factor promotor de este proyecto.
Este trabajo fue realizado por el equipo editorial de Segured.com. Su reproducción o difusión está totalmente prohibida, sin la plena autorización de sus autores.
Para mayor información, contactar al Ing. Samuel Yecutieli:
yecutieli@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.