Consideraciones del tiempo

1.- No esperar demasiado en poco tiempo.

2.- Es indispensable darle tiempo al delincuente para que se calme, también se necesita tiempo para llegar a compenetrarse con él.

3.- Si no ha habido muertes o heridos entre los rehenes durante las dos primeras horas de ser tomados, hay el 90% de probabilidad de llegar a una solución pacifica.

4.- El tiempo debe aprovecharse para:

a.- Comenzar la transferencia entre los secuestradores y los rehenes (síndrome de Estocolmo).

b.- Organizar los recursos y la adquisición de información.

c.- Favorecer la actitud para que los antisociales piensen que les conviene negociar.

d.- Desarrollar políticas, planes y alternativas.

e.- Propiciar el cansancio y el descuido de los secuestradores.

f.- Aumentar las necesidades básicas de los captores.

g.- Proveer más oportunidad para que los rehenes escapen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.