Europa reitera solicitud a Cuba de respeto a los derechos humanos

La plenaria del Parlamento Europeo (PE) votó este miércoles en Estrasburgo, Francia, a favor de una resolución que solicita mantener la posición común europea sobre Cuba.
El pleno del PE votó dos resoluciones sobre Cuba, una a favor de cambiar la política europea hacia la isla y otra mantenerla, la cual resultó aprobada. La primera fue presentada por el grupo de los socialistas, los verdes y la izquierda unitaria, y rechazada por 260 votos a favor, 405 en contra y 19 abstenciones.
Mientras la segunda fue una propuesta por los populares, los liberales y por el grupo de la Unión para Europa de las Naciones, aprobada por 376 votos a favor, 281 en contra y 26 abstenciones.
Con esta decisión el Parlamento Europeo ratifica que «los objetivos de la Unión Europea sobre Cuba siguen siendo el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales, el fomento de un proceso de transición hacia una democracia pluralista y una recuperación económica duradera».
Pide además la «inmediata» liberación de los presos políticos y de conciencia, y reitera su condena ante este tipo de detenciones «que vulneran los más elementales derechos humanos».
«Insta al Consejo y a la Comisión a que continúen adoptando todas aquellas iniciativas necesarias para exigir su puesta en libertad», añadió el documento.
La resolución también condena la expulsión de Cuba de tres parlamentarios europeos, así como de dos representantes de organizaciones no gubernamentales (ONG), por lo que manifiesta su solidaridad con ellos y con los miembros de la oposición democrática.
Para revisar sus relaciones con Cuba y las sanciones diplomáticas aprobadas de forma unánime en junio de 2003, los eurodiputados consideran que deben cumplirse «condiciones esenciales».
La liberación de presos políticos, avances sobre la promoción de la democracia y el respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales constituyen «condiciones sine qua non e indispensables para una eventual modificación de la posición común de la UE».
La UE aprobó en 2003 limitar las visitas gubernamentales de alto nivel que se realizan de forma bilateral, reducir la importancia de la participación de sus países miembros en eventos culturales, e invitar a los disidentes cubanos a celebraciones nacionales.
Por otro lado, la resolución reitera una invitación al disidente cubano, Oswaldo Paya Sardinas, premio de derechos humanos Sajarov 2002, e insta a las autoridades cubanas a darle los permisos necesarios para que pueda comparecer ante las instituciones de la UE.
Subraya además «el carácter contraproducente del embargo impuesto a Cuba por Estados Unidos y la consiguiente conveniencia de levantar dicho embargo».
En tanto, la resolución rechazada pide «que se lleve a cabo un nuevo tipo de política con respecto a Cuba, semejante a la que se desarrolla con los demás países del mundo.
Globovisión/Venpres/HDA
17/11/04

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.